La madrugada del sábado 30 de julio, la modelo colombiana, Stephanie Magón apareció desnuda, muerta sobre el asfalto frente a un edificio de departamentos, donde vivía, en la colonia Nápoles.

La joven de 24 años trabajaba para pagar la deuda de 48 mil pesos que tenía con la supuesta agencia de modelos, que tres meses atrás la convenció de venir a México, por los gastos de avión, visa y hospedaje.

En un video que colgó en las redes sociales meses antes de su deceso, Stephanie Magón se describía a sí misma:

«Considero que tengo la alegría de los colombianos y la bacaneria; me encanta escuchar un poco salsa, porque soy caleña, me encanta bailar, me encanta el reggaeton”.

La conclusión de las autoridades es que la mujer se lanzó desde la azotea del inmueble a una altura de 15 metros bajo el influjo de la droga sintética conocida como éxtasis.

«No se encontraron huellas de lucha, forcejeo y sometimiento en el lugar de los hechos y en el cuerpo de la hoy occisa”, declaró Edmundo Garrido, subprocurador de Averiguaciones Previas Centrales de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México.

Pero, todavía hay muchas dudas sobre su muerte, ante el creciente número de casos de extranjeras que son traídas a México con engaños para ser explotadas sexualmente, de acuerdo con organizaciones de la sociedad civil.

DEL MODELAJE AL INFIERNO DE LA TRATA

Teresa Ulloa, directora de la Coalición Regional contra el Tráfico de mujeres y niñas en América Latina y El Caribe, reveló que las denuncias por este tipo de casos comenzaron a surgir a partir de 2010.

El modus operandi de las bandas criminales casi siempre es el mismo, de acuerdo a Juana Camila Bautista, titular de la Fiscalía para la Atención del Delito de Trata de Personas de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México.

«Ellas son enganchadas en su país, les ofrecen ser edecanes o bailarinas, que vengan a México porque les espera unos sueldos muy esplendorosos, una vida cómoda y bueno, ellas vienen con la idea de que México es un paraíso”, explicó.

La funcionaria detalló que llegando a México les quitan sus documentos y las obligan a pagar lo invertido en ellas.

Iliana Ruvalcaba, presidenta de la asociación civil ‘El Pozo de Vida’, dijo que personalmente no cree que Stephanie Magón se haya suicidado, porque su historia encaja en el perfil de trata de personas.

«Se dedicaba al modelaje, era una colombiana, estaba en un lugar en donde hemos detectado departamentos que son rentados por tratantes, en donde tienen a las chicas, entonces sí, algo se salió de control, a lo mejor ella quiso escapar o quiso advertir algo”, indicó.

SON RESCATADAS DE TABLE DANCE, SPAS…

Desde su creación hace tres años, la Fiscalía para la Atención del Delito de Trata de Personas ha rescatado a 101 extranjeras en la Ciudad de México, principalmente en table dance, spas y casas de citas para personas de alto poder adquisitivo ubicadas en las colonias Roma, Condesa, Nápoles, Del valle y Narvarte.

Del 22 de mayo de 2013 a la fecha se han asegurado 113 inmuebles, donde se solicitó la aplicación de la figura de extinción de dominio.

«Estamos hablando del rescate de mujeres colombianas, venezolanas, dominicanas, argentinas, e inclusive hemos encontrado de Europa del Este, rusas”, abundó Juana Camila Bautista.

La principal fachada para engañar a las mujeres en sus propios países son las agencias de modelos.

La reconocida Rebeca Bustos con 38 años de experiencia en la representación de talento para publicidad y promoción advierte que en México sólo existen alrededor de 30 agencias serias que trabajan conforme a la ley y las demás son “patito” que podrían estar relacionadas con el delito de trata de personas.

«Hay muchas agencias que van y traen gente extranjera, les quitan inclusive su pasaporte y las prostituyen, entonces las extranjeras que vienen aquí, tienen que tener mucho cuidado con quién vienen a trabajar”, alertó la directora general de RB Models.

A pesar de todos los indicios, el caso de la modelo colombiana, Stephanie Magón no es investigado por la Fiscalia para la Atención del Delito de Trata de Personas, ni siquiera existe un desglose de la carpeta abierta luego de su muerte.

Juana Camila Bautista aseguró tajante que lo ocurrido con la joven modelo colombiana no corresponde al ámbito de su competencia.

Con información de Excélsior.

Compartir

Dejar respuesta