Se cree que las náuseas durante el embarazo son señal de que este avanza bien, esta teoría fue validada por los Institutos Nacionales de la Salud (NIH) de Estados Unidos, quienes encontraron evidencia de la relación entre el malestar y un menor riesgo de aborto involuntario.

La investigación, divulgada en la revista JAMA Internal Medicine, halló que la náusea y el vómito que experimentan las mujeres durante el embarazo y que generalmente desaparecen alrededor del cuarto mes de gestación, protegen al feto contra las toxinas y patógenos en los alimentos y bebidas.

«Nuestro estudio evalúa los síntomas desde las primeras semanas de embarazo, inmediatamente después de la concepción, y confirma que existe una asociación protectora entre la náusea y el vómito y un menor riesgo de pérdida del embarazo», agregó Stefanie N. Hinkle, autora del estudio e investigadora de la Subdivisión de Epidemiología del Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano Eunice Kennedy Shriver (NICHD) de los NIH.

El 57.3 por ciento de las mujeres indicó sentir náusea y el 26.6 por ciento informó experimentar náusea con vómito y de acuerdo con los investigadores las mujeres que experimentaron estos síntomas tuvieron entre 50 y 75 por ciento menos probabilidades de tener una pérdida del embarazo, en comparación con aquellas que no tuvieron ni náuseas ni vómito.

Los investigadores analizaron datos de mujeres que tuvieron una prueba de embarazo positiva y llevaron registros diarios sobre si tuvieron náusea y vómito de la segunda a la octava semana de su embarazo.

Con información de Excélsior.

Compartir

Dejar respuesta