Un profesor de 41 años de edad murió la madrugada del domingo 7 de agosto, luego de que sus vecinos lo golpearon porque les pidió que bajaran el volumen de la música, durante una reunión que se realizó en el fraccionamiento San José, en Durango.

Los primeros reportes detallan que Luis Cháirez Tremillo salió de su casa, se dirigió al lugar de la fiesta y les pidió a los asistentes que bajaran el volumen porque no lo dejaban dormir, pero estos tomaron como una ofensa las palabras de profesor y lo golpearon hasta causarle la muerte.

Medios locales detallan que el hombre falleció a causa de un traumatismo craneoencefálico debido a los golpes que recibió afuera de un domicilio ubicado en la calle San Miguel, del citado fraccionamiento.

Tras los hechos, elementos municipales detuvieron a cuatro hombres y dos mujeres, quienes fueron identificados como Luis Eduardo Jiménez Ramos, de 28 años de edad; Edgar Martínez Ruiz, de 31, Daniel Rocha Solis, de 29, Ignacio Abraham Unzeta Valdez, de 29, Rebeca Rojas Hernández, de 24, y Myra Núñez González, de 23.

Con información de Excélsior.

Compartir

Dejar respuesta