De acuerdo con la averiguación previa, el exdirector de Auditoría Fiscal del Servicio de Administración Tributaria en Sonora, Roberto Francisco Ávila Quiroga, presuntamente generó un daño patrimonial al erario público federal superior a mil 700 millones de pesos, pero tras el pago de una fianza, ya está libre.

El Juez de Distrito lo dejó en libertad al fijar la fianza en apenas 20 mil pesos, por lo que la Fiscalía de Sonora y el Ministerio Público Federal interpusieron un recurso de apelación a la decisión del Juez decimosegundo, indicó Darío Figueroa Navarro, delegado de la PGR en Sonora

Se consideró que la multa es mínima en relación al monto defraudado a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público a través de los llamados «moches fiscales», qué consistieron en la condonación de impuestos y auditorías a modo que beneficiaron a familiares, políticos y empresarios cercanos al ex mandatario panista Guillermo Padrés Elías.

Con información de Excélsior.

Compartir

Dejar respuesta