Sola de Vega se presenta con sus hombres trabajadores y bailadores, donde las mujeres zapatean con sus hermosas faldas multicolores, bailan chilenas y sones. El vuelo de las faldas hace gala del colorido y las soberbias mujeres con el pañuelo tradicional y su rebozo negro de seda.
Sola de Vega pertenece a la Sierra sur y en sus festividades se baila el Jarabe de la Rosa, que tiene un significado muy importante, además del mezcal tobalá. Además presentan el Toro Rabón, La Margarita, el Zopilote, arrincónamela y culminan con Sola de Vega.
“El toro pinto hijo de la vaca mora, aquí lo voy a torear delante de esta señora”, canta el versador. “Me duele el alma de tanto amar, también de dolor se canta cuando llorar no se puede”.
En el Zopilote el bailarín usa el rebozo negro simulando un zopilote mientras “espera” a su zopilota.
Sola de Vega comunidad encargada de dar sabor, ritmo y color; tierra donde las mujeres nacen valientes, los hombres trabajadores y la chilena se lleva en la sangre, y es denominada la tierra cuna de la chilena.
El Jarabe de la Rosa es por excelencia el baile tradicional solteco en donde todos los invitados al festejos zapatearan mientras se reparte la rosa de borracho y se sorben tragos de mezcal, mismos que se escupirán al momento del baile.
La indumentaria de Sola de Vega consta de una hermosa blusa bordada en punto de cruz que refleja la belleza de la flora y fauna de la comunidad así como una falda de percal floreado y huarache.
La indumentaria de gala que actualmente conocemos se presentó por primera vez en 2003 en las Fiestas de la Guelaguetza, espectáculo en el que Sola es Participa desde 1952.

Con información de Salvador Flores e imagen de Giovanna Martínez

Compartir

Dejar respuesta