Eduardo Sánchez, coordinador general de Comunicación de la Presidencia de la República, aseguró que ni el gobierno de la República ni dependencia alguna de la administración pública federal ha presentado recursos legales contra algún periodista o comunicador, con relación a la demanda interpuesta por la empresa MVS contra la periodista Carmen Aristegui, por el prólogo del libro La Casa Blanca de Peña Nieto.
En un comunicado, el vocero de la Presidencia aseguro que se trata de un conflicto entre particulares.
El asunto, sostuvo, se está resolviendo en las instancias judiciales de la Ciudad de México.
El pasado jueves, la periodista y Penguin Random House Grupo Editorial dieron a conocer una denuncia que interpuso el empresario Joaquín Vargas, presidente de MVS Radio, en su contra por daño moral.
En un encuentro que la comunicadora y el director editorial de Penguin Random House Grupo Editorial, Ricardo Cayuela, tuvieron con corresponsales extranjeros, dijeron que Joaquín Vargas trata de ejercer censura en el trabajo periodístico.
Vargas interpuso una demanda en contra de Carmen Aristegui por el daño moral que le causó al escribir el prólogo del libro La Casa Blanca de Peña Nieto, en el que se alude a su persona.
La empresa MVS confirmó que la demanda está en curso en el Poder Judicial y aclaró que no exige ningún pago económico, sino que Aristegui compruebe sus dichos en el prólogo del libro o pida una disculpa.
El empresario le pide a la casa editorial que retire del mercado los libros que circulan y que contienen el prólogo escrito por Aristegui, y que si existe una nueva edición se omita el texto denunciado, dijeron en la conferencia.
La editorial ha vendido aproximadamente 15 mil libros, informó.
Con información de El Universal

Compartir

Dejar respuesta