El Arzobispo de Antequera Oaxaca, José Luis Chávez Botello, sostuvo que no se encubrirá al sacerdote acusado de violación en contra de un joven, y en caso de que este resulte culpable, deberá ser sancionado como lo marcan las leyes.

Aseguró que fue puesto a disposición de las autoridades para que sea investigado, además de que fue suspendido de todos sus derechos y funciones eclesiásticas para que responda ante la justicia.

Indicó que aportarán lo que les soliciten para llegar a la verdad.

 

Con información de Iván Castellanos 

Compartir

Dejar respuesta