▶ DETRÁS DE LA NOTICIA … con Alfredo Martínez de Aguilar – Marzo 17

▶ DETRÁS DE LA NOTICIA … con Alfredo Martínez de Aguilar – Marzo 17

Cien días de gobierno de La Primavera Oaxaqueña han bastado para convertir a esta en verano, al “calentar” política y delincuencialmente la plaza con el disparo de la inseguridad y brutal violencia.

A 15 años de distancia hacemos nuestra la ácida sentencia del empresario Alejandro Martí Haik, padre del menor Fernando, quien fue secuestrado y asesinado, al gobierno de Felipe Calderón:

«Si no pueden renuncien, pero no sigamos usando las oficinas de gobierno, no sigan recibiendo un sueldo por no hacer nada, porque eso también es corrupción». Hoy, las repetimos en Oaxaca.

De poco o nada sirve madrugar, porque hasta ahora no amanece más temprano, para que tengan éxito las Mesas de Construcción de la Paz y Seguridad. La violencia sigue imparable en Oaxaca. 

Diversas organizaciones de la sociedad civil urgen al gobernador Salomón Jara a asumir con seriedad un compromiso real en favor de los derechos humanos, paz, justicia y democracia.

Reprueban enérgicamente la designación a modo de José Bernardo Rodríguez Alamilla como titular de la Fiscalía General del Estado de Oaxaca (FGEO), convertido en “fiscal florero”. 

Su imposición fue rechazada por la sociedad civil por su falta de perfil y por el papel gris que desempeñó como titular de la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca.  

Asimismo, rechazan la imposición de Héctor Eduardo Vila Ortiz como Comisionado de la Comisión Estatal de Atención a Víctimas de Oaxaca (CEAVI), al no contar con el perfil requerido.

En sus prácticas guerrilleras de campo, por segunda ocasión, los normalistas intentaron quemar la puerta principal de Palacio de Gobierno como anuncio de la reedición del conflicto de 2006. 

No obstante, las mayores víctimas siguen siendo mujeres niñas y adultas con agresiones sinfín, desapariciones, asesinatos y feminicidios, mientras la impunidad cabalga rampante en Oaxaca. 

Condenable que las secretarías de Gobierno y de Seguridad Pública y la Fiscalía sean criminalmente omisas y negligentes y permitan brutales agresiones frente a Palacio de Gobierno.

Normalistas agredieron a adulto mayor hasta noquearlo y perder la conciencia por atreverse a llamarles la atención y robaron su cartera y celular en pleno zócalo durante el vandalismo.  

Hartos del vandalismo y robos a vehículos repartidores de mercancía por los normalistas comerciantes y vecinos de la calle de Colón se unieron, enfrentaron y los corrieron.

Mientras los ciudadanos hicieron el trabajo de las autoridades al grito «Pónganse a trabajar, huevones», en conferencia de seguridad Jesús Romero dijo desconocer el caso.¿Este funcionario es inepto o cómplice? ¡Usted juzgue, querido televidente!

 

CATEGORIES
Share This
error: Content is protected !!