Después de más de dos horas concluyó el tercer y último debate presidencial, en el Gran Museo del Mundo Maya, en Mérida, Yucatán.

Ricardo Anaya reiteró sus cuestionamientos en contra de Andrés Manuel López Obrador. En una de las intervenciones, lo acusó de tener “contratistas favoritos” como lo ha hecho el priismo y mostró una imagen de López Obrador con el ingeniero Riobóo. “¿Sí o no cuando fuiste jefe de gobierno se le otorgaron contratos por adjudicación directa por 170 mdp?”, “¿Si te muestro los contratos renuncias a la candidatura?”. A lo que el morenista respondió: “no tiene sentido lo que planteas, yo no soy corrupto”.

En el tema económico, el candidato del Frente señaló que no incrementará los impuestos para tener un mayor crecimiento económico y aprovechó para proponer una Fiscalía que investigue al presidente Enrique Peña Nieto, por posibles actos de corrupción. “He sido blanco de una campaña brutal (…) pero no les tengo miedo”, dijo. También rechazó haber votado a favor del incremento a la gasolina, tal como acusó López Obrador.

En el tema educativo, Anaya le cuestionó a Obrador sobre el cambio que propone. ¿Tu cambio es tu pacto con Elba Esther?. Y expresó que de ganar la elección revertirá la implantación de la reforma educativa: “debe mejorar la educación, no castigar a los maestros, y tampoco gastar el triple en evaluación en lugar de capacitación”. Finalmente, ofreció “internet gratis en oficinas públicas, plazas, jardines, hospitales y escuelas; que los estudiantes de preparatoria y universidad cuenten con una tableta”.

Después llegan la participaciones de Andrés Manuel López Obrador, quien propuso bajar los sueldos “de los de arriba” para aumentar los sueldos “de los de abajo”. Coincidió con Anaya en no subir impuestos, ni tampoco la deuda y que no habría gasolinazos. Sugirió que se mantenga el TLCAN pero “no puede convertirse en una fatalidad para los mexicanos, nuestro país tiene muchos recursos”.

En el tema educativo, el tabasqueño anunció que María Elena Álvarez, especialista en biotecnología por la UNAM, sería su titular en el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) y rechazó la creación de una secretaría de Ciencia. Además señaló a Jorge Alcocer en la Secretaría de Salud. También defendió al magisterio al decir que ellos no venden plazas y afirmó que usará sus facultades como titular del Ejecutivo para cancelar la reforma educativa porque “tiene más que ver con una reforma laboral, es una represión”.

Casi al finalizar, y ante el cuestionamiento de Anaya sobre si Obrador pactó con Peña, el tabasqueño concluyó que ni al panista ni al actual presidente los va a meter a la cárcel porque su fuerte “no es la venganza”.

Por su parte, José Antonio Meade aseguró que durante su gestión en Sedesol 2 millones de personas salieron de la pobreza y aseguró que el tema educativo incide directamente en que la pobreza disminuya.

Aseguró que en la gestión de AMLO se provocó disminución en la generación de empleos en la Ciudad de México. Y hasta aprovechó para desearle suerte al Tri en el Mundial de Rusia.

Finalmente Jaime Rodríguez Calderón “El Bronco”  llamó a sus rivales como la “tercia maldita”, pues consideró que los candidatos de las coaliciones han destruido a México. Sugirió a sus rivales a darse un beso pues “México necesita unidad, no pleitos”.

En el tema económico, propuso incrementar el salario mínimo a 350 pesos y disminuir los impuestos del ISR e IVA para las personas que ganan 12 mil 500 pesos.

Sobre la reforma educativa dijo que su propuesta es revisarla, porque no se le puede dejar toda la responsabilidad de la educación a los maestros y los padres deben participar. Y le preguntó a López Obrador: “¿a quién tenías en tu cartera? ¿a Elba Esther?”.

A pregunta del moderador Leonardo Curzio si con su propuesta de mochar la mano a los corruptos implicaría crear un “sistema nacional de verdugos o amputadores nacionales”, Rodríguez Calderón se deslindó y dijo que eso le tocará aprobarlo a los diputados de los partidos.

 

ANAYA, DURO CONTRA EPN

Fue el último debate entre los aspirantes a la Presidencia de la República. Y no fue diferente a los dos anteriores, organizados por el Instituto Nacional Electoral (INE), que estuvieron cargados de rudeza entre los cuatro contendientes. Se dieron con todo, sobre todo Andrés Manuel López Obrador, Ricardo Anaya Cortés y José Antonio Meade. Y resultó curioso que Jaime Rodríguez Calderón, quien se vende como un “bronco”, fuera el conciliador.

Los tres principales candidatos se rasparon con acusaciones de corrupción. De hecho, fue el gran tema del debate.

A López Obrador se le reclamó que su próximo Secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, estuviera ligado a Odebrecht. A Meade Kuribreña, su paso por secretarías que arrastran escándalos puntuales: el mismo de Odebrecht, el de la “Estafa Maestra”. Y a Anaya Cortés, su mencionado escándalo de presunta corrupción y lavado de dinero.

Ricardo Anaya estuvo más que duro contra el Presidente Enrique Peña Nieto. Prometió meterlo a prisión. Y cuestionó un supuesto pacto de AMLO con Peña. El izquierdista respondió. “No, no he visto a Peña en seis años”. Y luego le dijo: “Lo mío no es la venganza: ni a ti te meteré a la cárcel”.

Previo a encontrarse esta noche, Ricardo Anaya y José Antonio Meade se llamaron corruptos, cínicos, ladrones. Andrés Manuel López Obrador también estuvo rudo, aunque más conciliador. Y este tercer encuentro ha sido una continuación de todo eso. Los temas son cruciales: crecimiento económico, pobreza y desigualdad; educación, ciencia y tecnología; salud, y desarrollo sustentable y cambio climático.

El tercer debate celebrado en el Gran Museo del Mundo Maya en Mérida, Yucatán ha sido moderado por los periodistas Gabriela Warkentin, Leonardo Curzio y Carlos Puig. Ellos pusieron sobre la mesa las preguntas propuestas por ciudadanos.

Al iniciar su participación en el Tercer Debate Presidencial 2018, que tiene como tema central Economía y Desarrollo, Ricardo Anaya Cortés respondió sobre el subtema Crecimiento Económico y de dónde sacará el dinero para cumplir sus promesas de campaña. Anaya expuso que primero revisará el gasto, pues el Gobierno gasta muy mal. No es el momento para aumentar impuestos, planteó. En lo que nos vamos a concentrar, dijo, es en el salario de las personas para que las personas vivan dignamente. Para eso, añadió, hay que duplicar el salario mínimo.

En respuesta a Carlos Puig sobre cómo logrará dar más salarios, el candidato Anaya planteó que el detonador será el crecimiento económico y el inversión pública. Quien hoy gana 10 mil pesos, explicó, cuando llegue a la Presidencia ganará 10 mil 800.

Luego, afirmó que ha sido víctima de un ataque del Gobierno por decir que el Presidente Enrique Peña Nieto es un corrupto, y por eso es blanco de descrédito. Pero se le acabó el tiempo.

Andrés Manuel López Obrador habló sobre cómo lograr crecimiento económico sin el TLCAN. Lo principal, explicó, es acabar con la corrupción, pues se pierden 500 mil millones de pesos al año. Lo otro, agregó, es cortar el copete de los privilegios, porque los funcionarios públicos se dan la gran vida y ganan hasta 600 mil pesos mensuales.

Además, dijo, se va a impulsar la economía interna y se puede retomar el crecimiento de sectores como el campo. Va, planteó, a tratar de que se mantenga el TLCAN, pero lo importante es fortalecer el mercado interno.

“Vamos a terminar la corrupción”, dijo. Foto tomada de video

El plan de austeridad, además, nos daría entre 600 mil y 800 mil millones de pesos, por lo que no aumentarían los impuestos ni habrían gasolinazos.

 

AMLO, SACO DE GOLPEO

Por tercera ocasión consecutiva, Andrés Manuel López Obrador fue el saco de golpeo favorito durante el debate presidencial. En el debate de este martes por la noche en Mérida, el candidato de la coalición Juntos Haremos Historia recibió 27 ataques en su contra. José Antonio Meade, de Juntos por México, fue objeto de 13 alusiones en su contra, mientras que Ricardo Anaya, de Por México al Frente, recibió 10 y Jaime Rodríguez Calderón, independiente, fue invisible para sus contrincantes.

En el segmento de ataques realizados, Meade y Anaya empataron con 15 golpes contra sus rivales cada uno; López Obrador hizo y Rodríguez Calderón, El Bronco, empataron con 8.

López Obrador es el candidato presidencial puntero en todos las encuestas electorales publicadas hasta el 12 de junio, cuando faltan 19 días para la elección del 1 de julio. Anaya y Meade se encuentran en segunda y tercera posición, en términos generales.

 

Y EL GANADOR DE ESTA NOCHE…

José Antonio Meade, candidato de la coalición Todos por México, ganó el tercer y último debate entre aspirantes presidenciales celebrado la noche del martes en Mérida, según una encuesta telefónica levantada por Pop Group.

De los votantes consultados, un 32% vio triunfador a Meade, por un 29 que vio imponerse a Andrés Manuel López Obrador, un 25% que se decantó por Ricardo Anaya y un 7% que consideró ganador a Jaime Rodríguez Calderón.

 

Con información de El Universal/ Sin Embargo/ El Economista/ 24 Horas

Compartir

Dejar respuesta