Como parte del  caos que vive la ciudad de Oaxaca y con el consentimiento de las autoridades municipales y electorales, partidos y candidatos a diversos puestos de elección popular, comienzan a invadir las calles y fachadas del primer cuadro de la ciudad, aun cuando existe reglamentación para ello.

A 20 días de la conclusión del proceso electoral 2018, los recursos para la coacción del voto está en franco crecimiento, desde la entrega de dinero y despensa, como la de ofrecer canongías a quien se sume a “X o Y” proyecto de gobierno.

Es así que ante el consentimiento de autoridades electorales y municipales, la propaganda electoral comienza a brotar en fachadas del centro histórico sin un control y violentando reglamentos municipales y de protección de lo que queda como centro histórico.

No conformes con la anarquía y destrucción que generan en este momento el plantón del magisterio y organizaciones sociales, como la aparición diaria de más puestos ambulantes en las principales calles de la ciudad, la propaganda electoral gana espacios sin control ante la omisión de las autoridades.

En calles como Morelos, entre Tinoco y Palacios y Crespo, a tres cuadras del corazón de la ciudad,  las mantas de candidatos como Samuel Gurrión Matías, quien aspira a gobernar la capital del estado han comenzado aparecer, sin que autoridad emita sanción alguna cuando se violentan los reglamentos de conservación e imagen del Centro Histórico.

En pasados procesos electorales, las autoridades municipales y el hoy Instituto Nacional Electoral (INE) y el Instituto Estatal Electoral de Participación Ciudadana de Oaxaca (IEEPCO), firmaban convenios de colaboración para evitar que la propaganda electoral no dañara la imágen visual de espacios públicos y calles.

Esta situación tal parece fue pasada por alto, toda vez que la propaganda electoral en las principales calles del Centro Histórico, así como fachadas de casas comienza invadir estos espacios, basta recorrer la calle de Pino Suárez, donde a un par de cuadras se encuentra la casa de campaña de otros de los aspirantes al gobierno capitalino.

También sobre la calle de Bustamante, Hidalgo y Guerrero; Trujano y las Casas, donde no sólo los comercios establecidos invaden los espacios peatonales, también se pueden ver propaganda de otros partidos, entre ellos de la candidata a diputada federal del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Martha Alicia Escamilla León.

Francisco RAMÍREZ

 

 

Compartir

Dejar respuesta