Durante una protesta ocurrida en Managua, capital de Nicaraguaocurrió una tragedia que involucró a un cineasta.

La noche del miércoles Eduardo Spiegeler salió a las calles  del centro para intentar documentar cada detalle del descontento de la población contra el Gobierno del presidente Daniel  Ortega.

Lamentablemente el joven de 30 años jamás imaginó que esa terrible escena sería lo último que vería en su vida.

Durante la agresiva manifestación los furiosos ciudadanos utilizaron una máquina de soldar para quemar, una sierra metálica de mano y varias cuerdas para echar abajo algunas estructuras metálicas en forma de árbol que se encontraban en las calles.

Esas enormes figuras de entre 15 y 20 metros de altura se encuentran adornando desde hace meses varios puntos de la ciudad y están relacionadas con el oficialismo.

Durante su enojo la gente derribó un ‘árbol de la vida’ sin percatarse que una persona (Spiegeler) se encontraba debajo.  Tanto era su desconocimiento que  incluso se subieron arriba de la estructura y comentaron a brincar y gritar consignas contra el Gobierno.

No fue hasta que una persona del grupo se dio cuenta de lo que sucedía y avisó para que la gente se retirará. Inmediatamente los involucrados levantaron el enorme armazón y sacaron a la víctima pero ya era muy tarde.

De acuerdo con un medio local, el cineasta llevaba viviendo varios años en Nicaragua, fue actor en el largometraje Polvo (20129 y editor en Hasta el sol tiene manchas (2012).

Manifestaciones

La tensión del país centroamericano se desató el pasado 18 de abril, luego de que el Gobierno anunciara reformas en el sistema de Seguridad Social. Sin embargo, a pesar de que el mandatario revocó su decisión, las protestas continuaron.

Según la Coalisión Universitaria sostiene que al menos 68 personas han perdido la vida por los enfrentamientos y disturbios (con el cineasta 69).

Así mismo, recientemente Ortega anunció publicamente que ordenó a las fuerzas de seguridad no reprimir las manifestaciones.

“Hemos invitado a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para que acompañe el esfuerzo y que reine la justicia en nuestro país”.

Con Información de Excélsior

Compartir

Dejar respuesta