Pese a la crisis de liquidez y flujo de efectivo que atraviesa Oaxaca, el secretario de Finanzas, Jorge Gallardo Casas, califica con 9 el estado de la hacienda pública y agrega que si hay sobresaltos financieros estos son responsabilidad de las organizaciones sociales que un día y otro bloquean y generan incertidumbre entre los inversionistas, amén de que la Secretaría de Hacienda le restó a Oaxaca mil 400 millones de pesos.

El hombre de las finanzas del gobierno del estado advierte que esta problemática persistirá al menos hasta que concluya el segundo semestre del año, octubre.

El funcionario acudió ayer al Palacio Legislativo de San Raymundo Jalpan a comparecer ante el pleno de diputados, quienes en parte dieron el mismo trato que el servidor público les otorga cuando los representantes populares lo visitan en sus oficinas de Ciudad Judicial: lo tuvieron esperado una hora.

Apenas una docena de legisladores de Morena, PUP y algunos del PRD llegaron, y tras un rápido pase de lista, Le presidente de la Mesa Directiva, Jesús Romero López no tuvo más que suspender la comparecencia por falta de quórum.

Como el “lamento borincano” feliz y loco de contento con su cargamento, el titular de Sefin salió risueño, pues gracias a la ausencia “pactada” con la bancada del PRI no habrá más comparecencia quizá hasta agosto o septiembre.

Afuera lo esperaba un grupo de reporteros a quienes minutos antes desairó.

Ya ante los representantes de los medios de comunicación, el servidor público calificó las finanzas de Oaxaca en un 8.5 o 9 al considerar que tiene que seguir trabajando en la disminución de la deuda.

Gallardo Casas, consideró que los problemas financieros parten de un crédito fiscal del año 2014 del sector salud por 10 mil millones de pesos que no fue registrado en los libros lo cual originó que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público retuviera  participaciones fiscales por 500 millones de pesos, lo cual ha generado un “desbalance en las finanzas de la entidad”, aunado a que el estado también ha estado impedido por una serie de “bloqueos”, por lo que el gobernador  Alejandro Murat Hinojosa ha estado enfocado en la gobernabilidad para generar confianza y que los inversionistas regresen a Oaxaca.

El funcionario aseguró que estas son las principales razones por las que no se ha podido pagar a proveedores y no se hayan iniciado obras, debido al ajuste presupuestal originado por este crédito.

“Este semestre hemos estado limitados, no ha habido una caída, pero tampoco un repunte en la entidad como se esperaría”, reconoció.

Ante las cifras de la baja productividad que reportan dependencias federales, comentó que Oaxaca tiene el 80 por ciento de su economía cargada al sector informal, por eso las cifras no se reflejaban.

En el tema del subejercicio, detalló que son 250 millones de pesos solo del año 2017, y ya que a partir de este año entra en vigor la Ley de Disciplina Financiera, indicó que se devolverán todos los adeudos pendientes.

“Nosotros detectamos 500 millones de pesos de años anteriores y solo 250 millones del año pasado, de este total tenemos que ver las cancelaciones y cuales recursos se aplicaron”, explicó.

Ante los cuestionamientos por la falta de obras, falta de pagos a proveedores e inversiones en la entidad a pesar del presupuesto histórico de 101 mil millones de pesos que Oaxaca recibió este año, Gallardo Casas señaló que el 75 por ciento de este recurso está etiquetado para el pago de la nómina.

“Nosotros estamos trabajando para disminuir la deuda pública y llegar del semáforo amarillo al verde para tener la posibilidad de solicitar un crédito si se requiere más adelante”.

Sobre el panorama económico que les espera a los oaxaqueños lo que resta del año, el secretario puntualizó que a partir del segundo semestre el gobierno del Estado comenzará la ejecución de obra pública.

 

ACUSA NIEVES INTROMISIÓN

Por su parte, la presidenta de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) de la LXIII Legislatura local, María de las Nieves García Fernández, acusó a las fracciones parlamentarias de Morena y del PRD de “intentar sacar raja electoral” con la comparecencia del secretario de Finanzas, Jorge Gallardo Casas.

Entrevistada luego de que se cancelara la comparecencia del responsable de la hacienda pública del estado, ante el pleno del Poder Legislativo, la Coordinadora de la Fracción Parlamentaria del Partido Revolucionario Institucional (PRI), acusó a los diputados Carol Antonio Altamirano de Morena y a Tomás Bazaldú Gutiérrez del PRD de buscar beneficiarse electoralmente con la comparecencia del servidor público.

“El que se haya presentado el diputado de Morena, Carol Antonio Altamirano y el diputado del PRD, Tomás Basaldú Gutiérrez que pidieron licencia y están en campaña y regresar justamente el día de hoy a sesión, es sacar raja electoral y contaminar el trabajo legislativo”.

Admitió que en un inicio se pretendía llevar a cabo la sesión de la comparecencia, por eso llegó el secretario de Finanzas, Jorge Gallardo Casas con todos los funcionarios de la dependencia, “se contemplaba llevar a cabo la sesión pese a que como Presidenta de la Jucopo no firmé el acuerdo”.

Sin embargo, dijo, cuando vemos que hay una clara intención de sacar provecho electoral y contaminar el trabajo legislativo por parte del candidato de Morena a diputado federal, Carol Antonio Altamirano y del abanderado del PRD también a legislador federal, Tomás Bazaldú de sacar “raja” electoral decidimos no permitir esta situación.

El diputado local de Morena, Carol Antonio Altamirano no acudió en las últimas dos sesiones argumentando andar en campaña electoral, incluso presentó una licencia, misma que posteriormente retiró. En tanto, el diputado Tomás Balzadú de la misma manera se había ausentado del trabajo legislativo hasta hoy que volvió a presentarse.

García Fernández recordó que hubo varios puntos de acuerdo donde los diputados de la oposición invitaron a diversos funcionarios de la administración pública a comparecer ante la LXIII Legislatura.

El acuerdo es que se turnara a la Junta de Coordinación Política (Jucopo), para que se hiciera un calendario y se presentaran todos los funcionarios que así se planteara, ese acuerdo que se suscribió hace dos semanas, no lo firmé porque lo que comenté en el seno de la Jucopo, es que pasará el proceso electoral para no contaminar y efectivamente queda un periodo de sesiones que va de julio agosto y septiembre y se calendarizara para esa fecha y vinieran todos, ese fue el acuerdo que se hizo sin ser oficial, hasta que lo firmaron los compañeros de oposición y pasó por el pleno sin mi firma.

 

 

Compartir

Dejar respuesta