El representante del sector privado en la modernización del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), Moisés Kalach, dijo que existe una posibilidad del 75 por ciento para que se concluya este acuerdo satisfactoriamente.

En entrevista televisiva, Moisés Kalach señaló que “se ha venido avanzando fuertemente, tenemos la parte modernizadora del tratado ya casi lista, entre ocho y diez capítulos listos para que los ministros de comercio los concluyan”.

Y luego se tienen los temas “tóxicos”, explicó, los cuales están en la mesa de negociación permanentemente, “llevamos ya casi dos semanas en sesión y se va a ir hasta la próxima semana, entonces hay un trabajo muy intenso para tratar de lograrlo”.

Al ser cuestionado sobre si los acuerdos que México está cerrando con otros países, como por ejemplo la Unión Europea o el TPP-11 son una estrategia para que no se pueda revertir la apertura comercial en diversos sectores, dijo que los márgenes ya están definidos. “El sector empresarial lo que quiere es ratificar esa visión de largo plazo del libre comercio, que las reformas se mantengan, y una forma de hacerlo es a través de estos tratados internacionales, que involucran a muchas otras naciones y que ponen reglas para que nuestro mercado no se cierre”.

Añadió que “una vez que abrimos un sector se va a mantener abierto y esas señales son las que en el sector privado queremos escuchar, queremos darle garantías a la inversión y darle visibilidad de largo plazo a la visión de país que queremos tener”.

En ese sentido comentó que no están en contra del modelo de una persona, sino en favor de un modelo de país abierto. “En este momento tener tres grandes negociaciones lo que dice es que México está apostando al libre comercio y la apertura comercial”.

Refirió que con los tratados existe un compromiso de no echar para atrás las reformas, por ejemplo, una vez que se abre un sector como el de telecomunicaciones y energía, estos tratados tienen reglas muy claras de que no se puede regresar.

Ello, porque existen contratos comerciales y compromisos internacionales de inversiones que se tienen que respetar, y en estos tratados hay una metodología para saber si algo falla, y una de esas cláusulas es garantizar la inversión extranjera.

Sobre la presión por los tiempos electorales señaló que hay que tener cuidado, ya que una urgencia no debe ser limitante para alcanzar un buen acuerdo, “los tiempos importan, cuando hay una ventana de oportunidad hay que tomarla, pero con el acuerdo correcto” “Hay ciertas cosas en ese tratado que se han hablado públicamente y que el sector privado no puede aceptar, como la famosa clausula ‘Sunset’, simplemente porque no hace sentido para garantizar la inversión y el futuro de la visión país”, expuso Kalach. “Las ventanas de oportunidad se dan en ciertos momentos, hace casi un año se platicaba de que no iba a haber tratado y ha cambiado mucho la situación, entonces si se va este equipo y viene otro, el de Estados Unidos será el mismo, con su misma postura”.

Entonces, puntualizó, “se tiene que aprovechar esta ventana de oportunidad, de terminar esto, quitar esa incertidumbre y dedicarnos a otras cosas que como país tenemos que estar haciendo”.

 

Con información de: Excélsior

Compartir

Dejar respuesta