Trabajadoras y madres de familia del Centro de Desarrollo Infantil (Cendi) 04 de esta ciudad demandan la demolición del edificio y la construcción de uno nuevo, debido a los daños que le causó el terremoto del 7 de septiembre del año pasado.

De acuerdo con la directora del Cendi 04, Lilia Avendaño, la Coordinación Estatal de Protección Civil de Oaxaca (CEPCO) emitió un dictamen el 9 de octubre de 2017, donde se declara que en el edificio “no es viable seguir ocupando las aulas”, debido a que “sí representa un riesgo”.

Luego de ese dictamen que firmó el titular de la CEPCO, Heliodoro Carlos Díaz, las trabajadoras y madres de familia del Cendi 04 solicitaron el peritaje de un Director Responsable de Obra (DRO) y el resultado fue similar. La estructura del edificio sufrió daños.

A pesar de los diagnósticos, el Instituto Oaxaqueño Constructor de Infraestructura Física Educativa (Iocifed) envío personal, el cual fue acusado por madres de familia de “maquillar los daños” y negarse a construir un nuevo edificio.

Antes del terremoto del 7 de septiembre del año pasado, en el Cendi 04 se atendía a casi 300 menores desde 45 días de nacidos hasta los cinco años de edad. Ahora, no han podido atender a los niños lactantes, debido a que el temblor dañó la cocina.

Para mantener el servicio de educación inicial, las trabajadoras y madres pidieron prestado a la Jefatura del sector Juchitán y a las supervisiones de las zonas escolares 056 y 088 tres salones de juntas, ubicadas frente al Cendi, donde atienden a los menores en edad preescolar.

“Ahí estamos trabajando, pero el problema es que no tenemos sanitarios y tenemos que atravesar la calle para llevar a los menores. Ya tuvimos lluvia y nos mojamos en el trayecto y tampoco tenemos cocina, pero hacemos lo que se puede”, explicó la profesora Rosa Helen Zárate.

“No sabemos por qué el gobierno dice que no tiene dinero para demoler y construir un nuevo edificio. Nuestra petición es por la seguridad de niños, trabajadoras y madres”, señaló una de las madres inconformes con el proyecto de dejar en pie el Cendi.

Las trabajadoras y madres han recibido apoyo de maestros de la supervisión escolar 056 y de la delegación sindical D-1-17, quienes anunciaron que volverán a movilizarse para exigir la reconstrucción de 89 escuelas de Juchitán.

 

 

Con información de: El Universal

Compartir

Dejar respuesta