Preocupante.

Se acaba de revelar una nueva vulnerabilidad en el hardware del Nintendo Switch, más específicamente dentro de los sistemas basados en Nvidia Tegra X1.

ReSwitched, el equipo de hackers detrás de este hackeo, lo están llamando “Fusée Gelée”.

Anteriormente, Nintendo podía parchar las vulnerabilidades del Nintendo Switch porque estaban basadas en software, pero esta al parecer es imposible, ya que el bootROM de Nvidia no puede ser modificado una vez que el chip Tegra deja la fábrica.

Esta decisión de que sea inmodificable era una medida de seguridad para que el bootROM estuviera seguro, pero probablemente no esperaban que una vulnerabilidad interna fuera explotada.

Para combatir esta falla de seguridad, Nintendo tendría que cambiar las próximas Nintendo Switch, pero presuntamente no podría hacer nada con las consolas anteriores.

Esta falla podría abrirle la puerta a la piratería y a toda clase de emuladores en el Nintendo Switch.

Nintendo no ha emitido comentarios sobre “Fusée Gelée”.

Apenas en febrero, Nintendo confirmó que regresan sus consolas minis

El presidente de la compañía japonesa Tatsumi Kimishima aseguró que continuará la producción del NES Mini y SNES Mini; ventas han rebasado las 4 mil millones de unidades.

El presidente de Nintendo, Tatsumi Kimishima, destacó que la consola ha vendido en el mundo más de 4 mil millones de unidades, lo que ha sido resultado benéfico para obtener ventas sanas.

“Durante finales del año pasado, trajimos de vuelta el nostálgico Super Nintendo Entertainment System como una consola para el hogar del tamaño de la palma de tu mano.

“El Super Nintendo Entertainment System: Super NES Classic Edition ha alcanzado las 4 millones de unidades vendidas a nivel global”, aseveró.

Con información de Ars Technica.

Compartir

Dejar respuesta