Luego de haber oficiado la misa dominical, el arzobispo emérito de Antequera Oaxaca, José Luis Chávez Botello, hizo referencia al caso del homicidio del niño Edward y llamó a no condenar a inocentes.

Sin definir una postura al respecto, afirmó que la situación que viven los padres del menor y los médicos involucrados, debe hacer pensar a todos en la vida, el camino, los medios y modos que se utilizan para ponerse de acuerdo, pues en muchas ocasiones no los más adecuados; los medios de hacer paz son efectivos, sostuvo y reiteró el llamado a la vía pacífica para exigir justicia por lo sucedido.

“Si hay algo que no está funcionando, debe revisarse y reformarse para que no se corran riesgos de condenar inocentes o liberar a quienes están cometiendo mal”, reiteró.

Por otro lado, el administrador apostólico de la Arquidiócesis indicó que las leyes y reglas no son suficientes si no se busca la vía pacífica para solucionar problemas.

Aclaró que situaciones como el fallecimiento del menor, involucran no solo los procesos jurídicos sino a diversos aspectos que integran a la sociedad, la manera de actuar en la política, de ostentar cargos públicos y de otorgar servicios como el de la salud.

Asimismo, hizo un llamado a todas las personas de revisar sus acciones, a fin de que éstas no dañen a terceros.

Manifestó que la solución del conflicto en el que están inmersos los involucrados en el caso y las autoridades, corresponde precisamente a quienes  tienen responsabilidad de procurar justicia y tras comprobar con los procesos correspondientes la respectiva responsabilidad, aplicar sanciones, no obstante; en el proceso no debe señalarse a inocentes.

 

Con información de: El Universal

Compartir

Dejar respuesta