La Procuraduría General de Justicia (PGJ) local aprehendió este fin de semana a un joven relacionado con el robo de al menos ocho vehículos de lujo. El sujeto se dedicaba a defraudar a quienes vendían automóviles en distintos estados de la república mexicana.

El sujeto de entre 23 y 25 años de edad estableció un modus operandi; contactaba con el vendedor, acordaba un punto de encuentro, entregaba un cheque -sin fondos- y para ganar la confianza del dueño le pedía que le enviara los documentos de la unidad días después, para verificar que el pago se había realizado, sin embargo, a pocos días desaparecía.

Las transacciones generalmente las hacía en viernes, a pocas horas de que las sucursales bancarias cerraran para así evitar que las víctimas se percataran que el cheque no tenía fondos.

Así fue como en Puebla logró robar un Porsche, valuado en un millón de pesos; un BMW en Cancún; un Mercedes Benz y una motocicleta Harley Davidson en la Ciudad de México.

El sujeto quien se identificaba como Jussif Alejandro Marroquín, Abraham Campos Sanabria o Juan Carlos Parra se hacía de los automóviles de lujo y posteriormente los revendía con papeles falsos.

La Fiscalía para Robo de Vehículos de la PGJ local logró detener al sujeto quien era buscado en distintos estados del país entre otras cosas por el robo un automóvil Porsche tipo Panamera Turbo 2010.

El joven quien siempre acudía con un escolta y vestía ropa de diseñador citó a su víctima tras contactarlo a través de un portal de compra-venta en internet; entregó un cheque de Banco del Bajío y desapareció con el automóvil, luego de que la víctima lo dejó marcharse con la consigna de entregarle los papeles cuando viera reflejado el pago.

El hoy imputado fue detenido este fin de semana cuando pretendía robar un Mercedes Benz, portaba credenciales falsas de elector, documentos a su nombre y una chequera.

Con información de Excélsior

Compartir

Dejar respuesta