Un niño terminó con puntadas en la cara después de que la puerta de vidrio de una ‘Apple Store’ en China explotó sobre él, pues el niño jugaba en un Apple Store.

Imágenes de las cámaras de seguridad muestran el momento en que el pequeño recibió una lluvia de cientos de fragmentos de vidrio, tras estallarle la puerta.

El pequeño estaba jugando con otro chico empujando la puerta corrediza  en la tienda de Apple en un centro comercial en Chengdu, China.

El niño jugaba en un Apple Store, pero al presionarla demasiado en una dirección, de pronto se rompe en miles de pequeños pedazos, y queda hecha añicos.

Inmediatamente después, se puede observar a la madre del niño correr, recoger a su hijo quien ha sido nombrado como Meng Meng por algunos sitios web de noticias chinos, y huir.

La marca de tiempo revela que el aterrador incidente tuvo lugar el mes pasado, pero ha llegado a los titulares debido a que la madre, ahora, está demandando a la tienda y le exige 200 mil yuanes (alrededor de medio millón de pesos) en compensación, informó Shanghaiist.

Meng Meng, de quien se dice que tiene solo cuatro años, no solo se propiciado serias cicatrices en la cara, sino que también se ha vuelto introvertido en la escuela, según su madre.

De acuerdo con los informes, el gerente de la tienda argumentó que la madre de Meng Meng debería compartir parte de la culpa del accidente, porque no estaba cuidando adecuadamente a su hijo en un lugar público.

Esta no es la primera vez que una tienda china de alta gama ve cómo su mobiliario de vidrio es destruido por sus clientes. En 2016, un niño abrió la puerta de una tienda de electrónica con demasiada fuerza y ​​le estalló en miles de pedazos.

Si bien no fue tan grave, la tiendas insignia de Apple en Shanghai tuvo que someterse a algunas reparaciones rápidas después de que una de sus escaleras de cristal se rompió en su primer día de apertura.

Con información de Excélsior

Compartir

Dejar respuesta