Investigadores estadounidenses diseñaron un vendaje inteligente que estimula la cicatrización de heridas crónicas y previene la aparición de infecciones en ambientes remotos.

El vendaje está compuesto por fibras conductoras recubiertas con gel, las cuales pueden cargarse con antibióticos, analgésicos y otros medicamentos para ser liberados a través de un microcontrolador.

“Este es el primer vendaje que es capaz de liberar un fármaco”, dijo Ali Tamayol, profesor asistente de ingeniería mecánica en Nebraska. “Puede dispensar múltiples medicamentos con diferentes perfiles de lanzamiento. Esa es una gran ventaja en comparación con otros sistemas”.

El equipo prevé que el vendaje inteligente se use inicialmente para tratar lesiones crónicas derivadas de enfermedades, como la diabetes. Se espera también que los heridos en combate puedan beneficiarse de la versatilidad de éste, al estimular una cicatrización más pronta o prevenir infecciones en ambientes hostiles.

Para evaluar las ventajas de la nueva tecnología, los científicos aplicaron un vendaje inteligente cargado con factor de crecimiento en ratones heridos. Cuando se comparó con un vendaje normal, la versión inteligente regeneró tres veces más tejido rico en sangre necesario para el proceso de curación.

Aunque los científicos ya patentaron su diseño, tendrán que someterse a más pruebas en animales y luego en humanos antes de que su producto salga al mercado.

“Eso podría llevar años, aunque el hecho de que la mayoría de los componentes del diseño ya estén aprobados por la Administración de Alimentos y Medicamentos  (FDA) debería simplificar el proceso”, señaló Tamayol en un comunicado.

Por ahora, buscan incorporar sensores que puedan medir la glucosa, pH y otros indicadores relacionados con la salud del tejido de la piel. La integración de esa capacidad les permitirá crear un vendaje que ofrezca tratamientos adecuados de forma autónoma.

 

Con información de: El Universal

Compartir

Dejar respuesta