El presidente Donald Trump firmó un memorando este viernes que prohíbe a la mayoría de las personas transgénero servir en el Ejército de Estados Unidos, pero les da a las Fuerzas Armadas cierta libertad para implementa la política.

El memorándum decía que las personas transgénero con antecedentes de disforia de género, que se definió como aquellos que pueden requerir un tratamiento médico sustancial, incluso a través de medicamentos o cirugía, están descalificados del servicio militar excepto en ciertas circunstancias limitadas.

Agregó que los secretarios de defensa y seguridad nacional pueden ejercer su autoridad para implementar cualquier política apropiada sobre el servicio militar de las personas transgénero.

La Casa Blanca explicó que el secretario de Defensa, Jim Mattis, había encontrado que las personas con antecedentes o diagnóstico de disforia de género presentaban un riesgo para la efectividad militar.

“Esta nueva política permitirá a los militares aplicar estándares de salud mental y física bien establecidos… por igual a todas las personas que quieran unirse y luchar por la mejor fuerza militar que el mundo haya visto jamás”, se determinó.

El magnate anunció en julio que prohibiría a las personas transgénero servir en el Ejército, revirtiendo la política del expresidente Barack Obama de aceptarlas.

Varios jueces federales emitieron fallos que bloquean la prohibición, ya que varios jueces argumentaron que el veto probablemente violaría el derecho bajo la Constitución de igual protección bajo la ley.

Por su parte, el Pentágono reafirmó que continuaría cumpliendo con la ley federal.

“(El Pentágono) continuará evaluando y reteniendo a los miembros del servicio transgénero”, comentó el portavoz del Pentágono, el mayor David Eastburn.

Con información de Excélsior

Compartir

Dejar respuesta