El presidente Enrique Peña Nieto dijo que es “ingenuo y  negligente” pensar que puede detenerse a los delincuentes con “buenos deseos”.

Durante la entrega de menciones honoríficas a las Unidades del Ejército, Fuerza Aérea y Armada de México, dijo que “hay quienes afirman que la violencia no se combate con violencia, es claro que confunden violencia con el uso legitimo de la fuerza para defender a una población inerme ante un agresor que no entiende razones y menos de leyes. Sería ingenuo y negligente creer que con buenos deseos se puede detener a los criminales”.

El Presidente subrayó que las fuerzas armadas y el gobierno no cederán ante quienes amenazan la seguridad de las familias mexicanas.

“No cederemos ante la amenaza de quienes lastiman a la sociedad, no bajaremos la guardia frente a quienes atentan contra la seguridad de la familias, y en esta elevada misión, México cuenta con la lealtad y el patriotismo sin reservas de nuestros soldados, pilotos y marinos”.

El presidente Peña Nieto señaló que la inseguridad que se vive en diversas zonas del país ha puesto en evidencia la debilidad institucional de sus policías locales y que por ello el  gobierno de la República respondió sin titubeos a ese llamado “y por eso mantendrá la presencia de nuestras fuerzas armadas en donde se requiera y por el tiempo que sea necesario”.

También recordó que los titulares de la Sedena y la Marina han señalado que no pidieron salir a las calles a combatir al crimen organizado, “fueron los gobiernos locales y la población afectada quienes recibieron el apoyo del Ejército, la fuerza Aérea y la armada para recuperar la paz y el orden en sus comunidades”.

El Presidente recalcó la importancia de las fuerzas armadas y su compromiso de salvaguardar la seguridad en el país, “hasta el último día de esta administración seguiremos actuando con firmeza en defensa de los mexicanos”.

“Ni criminales ni represores”

En ese mismo acto, los secretarios de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos, y de Marina, Vidal Francisco Soberón, coincidieron al señalar que los integrantes de las  fuerzas armadas no son “ni criminales ni represores” y que son parte del mismo pueblo.

Salvador Cienfuegos pidió a los condecorados hacerles saber a sus compañeros el orgullo que se siente por ellos y que  “hay quienes quieren distanciarnos del pueblo, imposible, somos uno y lo mismo. Entre nosotros no hay cabida para quien se guía en otro sentido, que somos el pueblo en uniforme militar, nunca criminales ni represores, nunca cobardes ni abusivos, nunca mediocres ni mentirosos, nunca desleales ni traidores”.

En tanto, el secretario de Marina, Vidal Francisco Soberón pidió a los integrantes de las fuerzas armadas actuar “siempre conscientes de nuestro origen y de la confianza que nos ha sido depositada por la ciudadanía, toda vez que soldados, pilotos y marinos no somos criminales ni represores, nunca cobardes ni abusivos, como bien lo ha  dicho el general Cienfuegos, somos el mismo pueblo”.

 

 

Con información de: Milenio

Compartir

Dejar respuesta