Brasil alargó su racha victoriosa con Tite de entrenador y derrotó 3-0 con más goles que juego a Rusia gracias a una buena segunda parte en la que destacaron los barcelonistas Coutinho y Paulihno.

Sin Neymar y en un escenario inmejorable, el estadio Luzhnikí, donde se jugará la final del Mundial, la canarinha decepcionó en la primera parte, en la que no encontró huecos ante una ordenada defensa de cinco.

A los brasileños, uno de los grandes favoritos a alzarse con el trofeo este verano, les bastó un cuarto de hora de samba para llevarse el partido.

El seleccionador brasileño, Adenor Leonardo Bachi ‘Tite’ cubrió la baja de Neymarcon Douglas Costa.

El primer tiro a puerta de los locales se produjo a la media hora, tras una pérdida en la salida del balón de Coutinho.

A veces parecía como si los pupilos de Tite reservaran fuerzas para el amistoso del martes contra Alemania, con la que tienen cuentas pendientes tras el humillante 1-7 de hace cuatro años en el Mundial de Brasil.

Pero los brasileños parecieron hacer propósito de enmienda en la segunda parte, ya que nada más regresar al terreno de juego tuvieron una ocasión inmejorable para marcar.

De nuevo Douglas Costa se fue por su banda, le dio un pase al segundo palo a William, que se la cedió a Paulinho que disparó en el corazón del área completamente solo, pero su disparo fue despejado milagrosamente con los pies por Akinféev.

Sin tiempo para el resuello, William volvió a recibir el balón en la banda, se sacó de la chistera un centro medido que fue rematado de cabeza por Thiago Silvay el rechace del guardameta ruso lo remachó a la red un oportuno Miranda (m.53).

Coutinho estuvo a punto de fabricar el segundo gol con una gran jugada en la que recortando a todos los rivales que le salían al paso, pero su disparo fue despejado por la defensa, aunque el balón le cayó a Paulinho y de nuevo Akinféev se vistió de héroe para salvar a los suyos.

Entonces, Paulinho se resarció de pasados errores y provocó un penalti que fue transformado por su compañero del equipo blaugrana (min.62).

William convirtió la victoria en apabullante con una buena incursión por la derecha que terminó con un preciso centro que fue rematado casi a puerta vacía por Paulinho (min.66).

 

Con información de: Excélsior

Compartir

Dejar respuesta