Se agudiza el conflicto en el Cetmar de Salina Cruz, luego que el martes los padres de familia tomaron las instalaciones, este miércoles no permitieron la entrada de ni un maestro, exigen que los representantes de la Dirección General de Ciencia y Tecnología del Mar ponga fin al problema intersindical que se vive en el plantel y que atenta contra la enseñanza a los alumnos.

La disputa por los horarios entre los maestros sindicalizados y los que idóneos ha causado un grave conflicto que desencadenó el enojo de los padres de familia quienes desde hace 15 días se pronunciaron contra el director y ahora les cerraron las puertas a los maestros.

Roberto de la Paz Jiménez presidente del comité de padres de familia del  Cetmar 05 explicó que los maestros denominados “idóneos”, no aceptan los horarios que les impuso la Academia de sus materias. Por esa razón los padres intervinieron y con el fin de no perder más clases, propusieron una carga horaria.

Acción que tampoco aceptaron los maestros idóneos ( son quienes presentaron exámenes de conocimiento para certificar que pueden estar frente al grupo y al acreditarlo fueron contratados de acuerdo a su perfil ). Desde hace siete meses surgió un conflicto entre maestros de la Sección 22 y quienes presentaron el examen.

El presidente del Comité de Padres explicó que debido al divisionismo en el Cetmar los grupos de alumnos  tienen 2 maestros por materia.

“Lo que hicimos fue unificar los horarios para que cada grupo tenga un maestro. Los del sindicato aceptaron, los de contrato no, por eso no están trabajando”.

Desde las 8 de la mañana los padres desalojaron a todos los maestros. “Lo que queremos son clases para nuestros hijos. Que la Dirección General mande gente para dar solución. Es lo que pedimos”, reiteró Jiménez.

Los maestros sindicalistas de la  Sección 22 permanecieron afuera de la institución. “Acá estaremos de 7 a 3 de la tarde, cumpliendo nuestro horario”, resaltó  el secretario de trabajo del Cetmar 05, Ángel Reyes Molina.

El representante sindical afirmó  que el problema lo complican los de contrato al oponerse a cumplir con el horario y carga que indica la Academia de cada especialidad.

“Estamos en la mejor disposición de seguir laborando. Los padres los saben. También queremos que manden a alguien de México para que ya den solución al problema. Qué venga a dar solución, no a comer mariscos con el director.  Hasta pena da decirlo, pero eso hicieron y los padres fueron a sacarlos de conocido restaurante”, lamentó Molina.

Sin dar nombres los maestros señalaron que el problema principal radica en que los de contrato quieren los horarios de acuerdo a su conveniencia, “quieren que les acomode las horas para que puedan dar clases e. otras escuelas. Si no pueden cumplir que dejen trabajar a los que desean hacerlo. Las horas son asignadas por cada Academia “.

El representante de los padres de familia, dijo que el director no interviene en la solución a este conflicto porque argumenta que no está facultado, ya que debe ser la Dirección General la que debe dar solución.

Añadió que desde hace más de un mes están pidiendo a la Dirección General que bajen al plantel de Salina Cruz, pero no les han dado atención. Por lo que hasta que no se solucione el problema no dejarán entrar a ni un docente, aun cuando saben que los más afectados son los alumnos.

Compartir

Dejar respuesta