Un equipo de médicos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en León, Guanajuato, logró separar con éxito a siameses que estaban unidos por el tórax y el abdomen.

Los pequeños nacieron vía cesárea el año pasado, el día 15 de diciembre, sin complicaciones, y pesaron poco más de cinco kilogramos con una talla de 45 centímetros.

El IMSS informó que, tras diversos exámenes de tomografía, ecocardiograma y resonancia magnética, cuando los niños cumplieron 41 días de vida, fueron programados para la cirugía que los separaría.

El equipo multidisciplinario de cirujanos, anestesistas y enfermería realizaron la incisión en la línea media que unía a los gemelos y mediante la técnica de electrocoagulación, lograron separarlos sin que se presentaran complicaciones.

Los especialistas requirieron un par de horas más para finalizar la intervención quirúrgica en la que se aseguraron que los bebés mantuvieran con buen funcionamiento todos sus órganos.

Tras unos días en terapia intensiva pediátrica, fueron dados de alta. El 2 de marzo acudieron al Hospital de Gineco Pediatría del IMSS para su primera cita de control en la que se observa que tienen buena salud y rebasan los tres kilogramos de pesos.

El Seguro Social informó que la madre de los bebés tiene 32 años de edad, reside en Irapuato, Guanajuato, y en una consulta de control prenatal en el IMSS, en la semana 26 de gestación, conoció que sus gemelos estaban unidos.

 

Con información de: Excélsior 

Compartir

Dejar respuesta