Entre 2008 y 2016, la pobreza en México aumentó en 3.9 millones de personas, mientras que en el mismo periodo 2.9 millones de personas dejaron de estar en situación de pobreza extrema como resultado, por un lado, de la reducción de la mayoría de las carencias sociales y, por otro lado, el ingreso de los hogares ha tenido una trayectoria errática, informó el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

Al difundir su informe de Evaluación de la Política de Desarrollo Social 2018, que busca que las administraciones federal, estatales y municipales cuenten con evidencia e información para la elaboración, monitoreo o evaluación de sus planes y programas de gobierno, se indicó que la carencia por acceso a los servicios de saludtuvo la mayor reducción entre 2008 y 2016, seguida de la carencia de calidad y espacios de la vivienda.

El organismo autónomo informó que entre 1992 y 2016, el ingreso promedio ha tenido fluctuaciones que no han permitido mejoras permanentes en el bienestar de los hogares y las crisis económicas en este periodo, entre otros factores, se han traducido en un crecimiento económico promedio anual de 2.4 por ciento, lo que representa sólo 1.3% en términos per cápita. 

 

Con información de: El Universal

Compartir

Dejar respuesta