Maestros de la Secciòn 22 de la CNTE siguen presionando para recuperar las escuelas que aún están en poder de la sección 59, lo que ha generado una serie de disturbios, incluso entre padres de familia.
La movilización magisterial de ayer, que iniciò con la toma de los servicios regionales del IEEPO, es por la disputa de los centros de trabajo, entre ellos la escuela primaria de La Mina, Loma de Piedra y Loma Alta las cuales están en poder de la Secciòn 59 y siguen en focos rojos.
En reuniòn celebrada ayer, entre la dirigencia de la Secciòn 22 que encabeza en Tuxtepec, Servando Amador Cavanzo y el coordinador regional de la Secretarìa General de Gobierno (Segego), Sergio Alamilla Ramìrez, exigieron respuesta sobre la entrega de los centros
de trabajo.

Como ya lo han planteado en otras movilizaciones, los afiliados a la Secciòn 22, en respaldo a sus compañeros desplazados de esos centros de trabajo por parte de los padres de familia, de nueva cuenta pusieron en la mesa de discusiòn la respuesta inmediata a sus
peticiones sidicales.
Bajo la advertencia de que si no hay respuesta por las buenas, aseguran que echaràn todo la “maquinaria” a sus oponentes de la otra sección sindical, incluyendo a los padres de familia que impiden el regreso de los mentores de la Secciòn 22 a los planteles escolares en disputa.

Compartir

Dejar respuesta