En México existe una tendencia “antivacuna” que está muy marcada entre la población de alto estatus social que se niega a cumplir con el esquema de vacunación en sus hijos.

A esta población el sector salud lo identifica como “focos rojos” y de acuerdo con María del Carmen Espinosa Sotero, infectóloga infantil, en su mayoría se constituye por personas de estatus alto.

No obstante, esta negativa resulta peligrosa, pues no sólo se pone en riesgo a los hijos de estas persona sino a la comunidad cercana a ellos.

“Estos grupos antivacuna son de un alto estatus social y gracias a la mala información se niegan a inmunizar a sus hijos convirtiéndolos en posibles vectores”, precisó.

De acuerdo con la Secretaría de Salud federal, se ha logrado mantener una tasa alta de cobertura vacunación sobre todo en la población de menores de edad, en la que 97% de los menores de año y 89.96 en los de seis años.

La también jefa de unidad de hospitalización del Hospital General de México “Dr. Eduardo Liceaga” precisó que el que sean un requisito para los padres tener al día la cartilla de vacunación para el ingreso a la guardería o escuelas, ayuda mucho a que se lleve a cabo el esquema completo y puntual en el país.

Lo que ha permitido que en México enfermedades como Polio y Sarampión no hayan resurgido, manteniendo a toda la población libre de contagios.

Espinosa Sotero comentó que el brote –de importación– de sarampión que se dio recientemente en la Ciudad de México, es un ejemplo del peligro que se tiene pues el menor no estaba vacunado y de no darse la detección con rapidez se pudo haber propagando el contagio.

La especialista dijo que es importante conocer la importancia de la vacunación no solo en los niños de cero a 6 años, sino también en adultos jóvenes, hombres, mujeres y personas de la tercera edad.

MÉXICO LANZA ALERTA

 La Secretaría de Salud (Sedesa) capitalina informó que mantiene en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), la vigilancia epidemiológica de viajeros a Estados Unidos, sobre todo por la asistencia a la celebración de la Copa América Centenario de futbol.

Lo anterior, ante el reciente brote de sarampión que se dio por importación, por lo que a través de un comunicado señaló que ya se difundió un “aviso preventivo” en todo el sector Salud en la Unidad de Sanidad Internacional del AICM.

Así como en las 16 jurisdicciones sanitarias, a fin de que se tomen las medidas preventivas, como checar que los viajeros no presenten síntomas de sarampión.

En México, recordó, el último caso autóctono se presentó en 1995, por lo cual, y ante el riesgo de reintroducción de la enfermedad a través de los viajeros a Estados Unidos, con motivo de la Copa América Centenario, recomendó aplicarse la vacuna contra el sarampión en caso de no haber recibido este biológico.

Con información de: Publimetro

Compartir

Dejar respuesta