La Procuraduría capitalina informó que investiga como feminicidio el asesinato de una mujer ayer en la plaza comercial Reforma 222, pues el hombre tenía la intención de matar a su ex pareja, quien trabajaba en la tienda Nine West.

“Su intención era generar la agresión, tan así que (el hombre) llevaba el recado”, dijo Guillermo Terán Pulido, subprocurador de Averiguaciones Previas Desconcentradas de la Procuraduría General de Justicia capitalina en entrevista con Ciro Gómez Leyva para Grupo Fórmula. “Su intención era generar la agresión, tan así que llevaba el recado”.

Explicó que la nota con un mensaje agresivo hacia la mujer, “se le cayó; efectivamente pensaba entregárselo, pero el estrés le gana, realiza directamente las agresiones”.

Ayer Alejandro “N” entró al negocio de zapatos, carteras y bolsas y discutió con la madre de su hijo de 3 años, por el que disputaban la custodia. Después, él le disparó e intentó suicidarse.

Ella murió en el hospital a consecuencia de los tres balazos de una escuadra 9 milímetros que impactaron en el tórax, abdomen y hombro. “El estado de salud del agresor se reporta como grave.

“La Policía de Investigación se trasladó al domicilio de la ahora occisa donde pudo corroborar que el menor de edad se encontraba íntegro y en custodia de su abuela, ya que al haber encontrado el recado, existía la presunción de alguna posible agresión, lo cual quedó descartado”, dijo el subprocurador.

Informó que el hombre tuvo al menos tres ingresos a reclusorio en la Ciudad de México, en 2002, 2004 y 2012, por el delito de robo.

Precisó que el estado de salud del agresor se reporta como grave.

Explicó que, de acuerdo con familiares, la pareja nunca vivió junta “a pesar de haber procreado al menor y creemos que muy probablemente ya no tenían alguna, alguna relación estable”.

 

Con información de: Milenio

Compartir

Dejar respuesta