El directorio de Cambridge Analytica suspendió al CEO, Alexander Nix, con efecto inmediato, a la espera de una investigación completa e independiente, según un comunicado de la compañía.

La firma está en el centro del escándalo de Facebook, luego de se supiera que la compañía que trabajó en la campaña del presidente Donald Trump obtuvo acceso a los datos de 50 millones de usuarios de la red social.

El escrutinio presenta una nueva amenaza para la reputación de Facebook, que ya está siendo atacada por el uso que hizo Rusia de herramientas de la red social para influir en los votantes estadounidenses con “noticias falsas”, antes y después de las elecciones estadounidenses de 2016.

The New York Times y el periódico The British Observer informaron el sábado que la firma de análisis político Cambridge Analytica había recolectado datos privados de más de 50 millones de usuarios de Facebook para apoyar la campaña de las elecciones presidenciales de Trump en 2016.

Facebook dijo el lunes que contrató a la firma forense digital Stroz Friedberg para llevar a cabo una auditoría amplia a Cambridge Analytica, que aceptó otorgar acceso completo a sus servidores y sistemas.

Cambridge Analytica dijo que niega enérgicamente las afirmaciones, según una declaración en su sitio web.

Facebook había dicho el viernes que en 2015 supo que un profesor de psicología de la Universidad de Cambridge le había mentido a la compañía y había violado sus políticas, al pasar datos a Cambridge Analytica desde una aplicación de pruebas de psicología que había creado. La empresa dijo que suspendió su trato con las firmas y los investigadores involucrados.

Facebook dijo que los datos habían sido mal utilizados pero no robados, porque los usuarios dieron su permiso.

La red social ha visto cómo sus acciones se han desplomado más de 10 por ciento el lunes y este martes, y además enfrenta presión en Estados Unidos y el Reino Unido por una mayor regulación.

Con información de: El Financiero

Compartir

Dejar respuesta