Cd. de México, México 14-Mar-2018 .-El Poder Legislativo mexicano no sólo es caro sino también tremendamente ineficiente si se le compara con sus similares de otros países, consideró Alejandro González, copresidente de la sociedad civil en la Alianza para el Gobierno Abierto.

El especialista, quien es autor del estudio titulado “Fortalecimiento de las Capacidades Técnicas del Congreso para la Rendición de Cuentas”, sostuvo que una de las principales debilidades del Congreso en México es su escasa especialización técnica.

“El Congreso mexicano dista mucho de tener ese nivel de capacidad técnica y de especialidad que tiene el Congreso en Estados Unidos, esto hace todavía peor la comparación, es decir, no solamente es la productividad, sino también las condiciones técnicas para que esa productividad realmente resuelva problemas públicos del País”, aseveró.

 

REFORMA publicó este miércoles que el Poder Legislativo mexicano tiene un costo anual de mil 388 millones de dólares, una cantidad que es seis veces superior a lo que el estado de Texas gasta en su Congreso, al que destina 197 millones de dólares.

González dijo que, a diferencia de lo que ocurre en los congresos estadounidenses, el Poder Legislativo mexicano no cuenta con una organización institucional eficaz, ni con áreas técnicas sólidas, que le permitan realmente hacer un trabajo de calidad.

“Por ejemplo, la forma en la que se organizan las comisiones de trabajo, se carece de profesionalización y eficacia técnica en la organización de las actividades internas, del tipo de informes públicos que emiten, del tipo de opiniones y recomendaciones que se deben generar en cada una de las comisiones.

“Allá están súper bien formalizados, especificados con protocolos, acá es una pachanga. Lo que hace todavía la comparación mucho más escandalosa”, dijo.

Compartir

Dejar respuesta