Torreón, México 14-Mar-2018 .-Tras registrarse la primer sentencia en México para un cura por pederastia de 63 años de prisión para el presbítero Carlos López Valdez, el Obispo Luis Martín Barraza dijo que los sacerdotes no pueden tener privilegios, por lo que debe aplicarse la Ley al igual que a cualquier ciudadano.

“Creo que los sacerdotes somos ciudadanos comunes y corrientes, entonces no podemos tener beneficios, privilegios que no tiene ningún otro ciudadano, entonces pues lo que la Ley aplica verdad a cualquier otro ciudadano para los delitos”, indicó.

“Que se haga justicia, quizá eso sí se pide, que sea pues justas las sentencias y pues estamos en manos de la Ley también, no tienen que pedir permiso a la Iglesia ni la anuencia de la Iglesia para decir vamos a proceder en contra de uno de tus ministros”.

López Valdez, de 70 años, fue condenado ayer por el delito de violación por el Juzgado 55 en Materia Penal de la Ciudad de México, a 10 años de haber sido denunciado por Jesús Romero Colín.

El Obispo de Torreón dijo que esperaría que los casos de los curas que se han visto envueltos en casos de pederastia ayude a mantener la identidad sacerdotal.

“Lo que deberíamos de hacer por los principios del Evangelio, por espiritualidad, es lamentable que nos lo tengan que hacer cumplir por las instituciones civiles, se desearía no tener que llegar a las instancias civiles, es penoso tener que llegar a las instancias civiles”, manifestó.

“Ojalá que esto nos ayude a los creyentes y sobre todo a los ministros pues hacer lo nuestro, a cultivar la formación nuestra permanente, a cultivar la espiritualidad, a entrar al camino de servicio que hemos prometido a la comunidad, creo que si hacemos lo nuestro no tendremos que llegar a estos niveles, ojalá que tenga ese efecto de hacernos entrar en la identidad sacerdotal”.

Compartir

Dejar respuesta