CIUDAD DE MÉXICO 14-Mar-2018 .-El Alcalde de Jojutla, Morelos, Alfonso Sotelo Martínez, acusó al Gobierno de Graco Ramírez de utilizar órganos del estado para atacar a rivales políticos y vincularlos, sin sustento, con el crimen organizado.

En conferencia, Sotelo afirmó que Ramírez hizo uso de la Policía y la Fiscalía para amedrentarlo y acusarlo, sin pruebas, de pactar con Santiago Mazari, “El Carrete”, líder de “Los Rojos”.

Asimismo, aseveró que fue acusado de haber atentado contra la vida de varios funcionarios municipales, aunque esto no es cierto.

Sin embargo, las autoridades indagan los intentos de asesinato de la síndico Abril Fernández, en febrero, y de la regidora Verónica Suazo, que fueron ordenadas supuestamente por el Edil.

El viernes 9 Grupo REFORMA publicó que Mazari Hernández financió con un millón de pesos la campaña de 11 alcaldes morelenses, entre ellos la de Sotelo Martínez.

“Este episodio no habla mas que de una degeneración de la política donde instituciones como la Fiscalía y la Policía de Morelos están siendo utilizadas para amedrentar, crear miedo y horror entre la clase política y la misma sociedad”, manifestó Sotelo.

En su mensaje, hizo responsable al Comisionado Estatal de Seguridad Pública, Alberto Capella y al Gobernador del estado por cualquier acto que atente contra sus garantías jurídicas.

De igual forma, los responsabilizó por su seguridad, la de sus familiares y colaboradores cercanos.

“Que en sí, desde el momento de señalarnos como parte del crimen organizado ya están afectándonos y poniéndonos en peligro, incluyendo el riesgo hasta de ser privados de la vida.

“Hacemos un llamo enérgico al propio Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, quien estuvo aquí hace varios meses, y a la PGR para que intervenga y pare esta masacre política y evite que la situación pase a mayores”, urgió Sotelo.

Para el Alcalde, la presunta maniobra estatal tiene un fin político, de cara a las elecciones en la entidad.

“La gente conoce a Ponchito perfectamente desde niño. Ni hemos jamás amedrentado ni amenazado a ninguno de nuestros compañeros ni a ninguna otra persona”, resaltó.

“Esto está orquestado desde la cúpula del poder en el estado, quienes desesperados por estar en picada con miras a las próximas elecciones, en su desesperación y sin importar consecuencias, nos están poniendo en riesgo”, reprochó el presidente municipal.

Frente a medios de comunicación también negó que su secretario del Ayuntamiento, Antonio Mazari Benítez, tenga relación con el líder del grupo criminal.

“No somos delincuentes, pero si la Policía o la Fiscalía tienen pruebas, pero pruebas que sean reales, no inventadas ni fabricadas ¿Por qué no han actuado? ¿Si tienen conocimiento desde hace tiempo por qué no actúan? ¿Y por qué actúan desde hoy que son tiempos electorales?”, planteó Sotelo.

Con información de Rafael Baena

Compartir

Dejar respuesta