Guadalajara, México 14-Mar-2018 .- La Comisión Estatal de Derechos Humanos Jalisco (CEDHJ) abrió una queja de oficio para investigar el caso de 117 niños menores de 6 años de edad, que resultaron intoxicados – en distintos grados-, en cuatro Centros de Desarrollo Infantil (CENDIS), por ingerir alimentos en mal estado.

El director de Quejas, Luis Arturo Jiménez, explicó que por la magnitud del problema este martes se procedió a abrir una carpeta de investigación, para salvaguardar los derechos de los menores.

Asimismo, lanzó un llamado a los padres de familia, para que acudan a la Comisión a ratificar la queja si ese es su deseo, en tanto, se revisarán los informes que emitan las secretarías involucradas.

“Si nos pueden hacer el favor de venir pueden incrementar el número de quejas, les recordamos que estamos a sus órdenes todos los días del año, incluyendo Semana Santa, aunque no es necesario ratificarla porque es de oficio”, manifestó el funcionario.

Por su parte, uno de los padres -quien pidió reservar su nombre por temor a represalias-, dijo que un grupo de al menos 10 padres está recabando firmas para ratificar la queja, y manifestó que no permitirán que el tema quede en una simple disculpa.

“Presentaremos las pruebas necesarias y que estén a nuestro alcance, estamos muy interesados en que se investigue, que haya responsables, y por supuesto que haya sanciones, no queremos que otros padres vivan esta situación tan desagradable”, apuntó.

La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), informó ayer que en total fueron más de 400 niños expuestos a la contaminación de alimentos, pero 117 son los que presentaron síntomas.

En las inspecciones se detectó que el agua de los CENDIS, no estaba clorada, que el queso no estaba etiquetado, y se presume que el problema de salud derivó de pollo contaminado con la bacteria E Coli.

Compartir

Dejar respuesta