Harriet Turner Rivas, Embajadora de la Paz y la Ética Global por la Federación Mundial de Clubes, Centros y Asociaciones de la UNESCO en la Región América Latina y el Caribe, pidió a los aspirantes a la jefatura de Gobierno, no ver a la política como una forma de hacer negocios.

En entrevista para Excélsior, Turner Rivas señaló que, aunque la Ciudad de México no se puede comparar con otros estados de la República en donde las zonas precarias y el hambre es mayor, sí hay lugares como Xochimilco, Iztapalapa e incluso Benito Juárez, que han sido olvidadas y necesitan atención debido a las afectaciones después del sismo.“Que sean humanos, que se olviden de cosas superfluas, que realmente abran su corazón para ayudar sinceramente a quienes más lo necesitan, que no vean a la política como su mejor negocio, porque lo que ahora he visto es que ése es el mejor negocio, al empresario le quitan y le quitan” dijo.

Señaló que a casi seis meses del sismo han detectado el constante llamado de ayuda por parte de capitalinos que siguen damnificados, sin un techo y que no han recibido la atención de las autoridades y la poca que ayuda que reciben no es suficiente para mejorar sus condiciones de vida. “Tenemos el registro de que llegan cartas y cartas que a las Naciones Unidas quejándose del gobierno actual. La imagen que estamos dando a nivel internacional sobre la ayuda y las donaciones recibidas es de un Gobierno con una pésima imagen y que una desgracia es utilizada como un negocio” indicó.

Señaló que la ayuda que el órgano que ella preside, donó 40 toneladas de alimento desde el Centro de Acopio en la explanada de la delegación Cuauhtémoc y de ahí se distribuyó a otras delegaciones afectadas en la Ciudad de México.

 

Con información de: Excélsior

Compartir

Dejar respuesta