El ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte, acusó al gobierno de esa entidad de actuar con desapego e imparcialidad a derecho en la investigación en su contra por las desapariciones forzadas, y se puso a disposición de la Procuraduría General de la República (PGR) para rendir cualquier declaración sobre los procesos de las autoridades estatales en su contra por ese delito.

Por medio de una carta enviada a la procuraduría, Duarte aseguró que el gobierno de Veracruz no ha respondido a su petición para conocer todas las causas penales fincadas y que hay un temor fundado de que existen más averiguaciones en su contra de las que se le han notificado.

El oficio enviado a la PGR está fechado como recibido el 27 de febrero y está dirigido a la oficina del procurador, en este caso Alberto Elías Beltrán, quien es el encargado del despacho.

Duarte señala que desde que fue detenido en Guatemala se le notificó de una petición de extradición por las autoridades de Veracruz por dos delitos del fuero común en su contra, ajenos a los que persiguen las autoridades federales y que fueron motivo de su extradición y detención.

Señaló que el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares y el fiscal Jorge Winckler han manifestado la posibilidad de que haya más investigaciones abiertas en su contra, pues en distintas ruedas de prensa fueron replicadas por medios locales.

Afirmó que ya pidió en dos ocasiones al actual gobierno de Veracruz se le notifique de todos los procesos en su contra y manifestó su deseo de declarar sobre dichas acusaciones, pero no obtuvo respuesta, por lo que pidió a la PGR intervenir para poder declarar ante esta instancia.

(Manifiesto mi) deseo de ponerme a su disposición para colaborar con las investigaciones derivadas de la desaparición forzada de personas que acontecieron en el estado de Veracruz, supuestamente durante mi gubernatura, que se me pretende imputar injustificadamente por la fiscalía general, quien tal y como es del dominio público ha actuado con imparcialidad y con desapego a derecho, indicó en la misiva.

Recalca que aunque se encuentra detenido, puso a disposición el domicilio del despacho de cuatro abogados que lo representan ubicado en Ciudad de México para recibir cualquier citatorio de las autoridades veracruzanas.

Con información de: La Jornada

Compartir

Dejar respuesta