Usuarios de los camiones del servicio público federal, Istmeños, Sur y Transístmicos, aseguran que es responsabilidad de la Policía Federal de Caminos vigilar que los conductores de estas líneas respeten los límites de velocidad y no hagan “carreritas” que pongan en riesgo a los usuarios.

Este reclamo es derivado del accidente ocurrido la semana pasada entre un camión de pasajeros de la línea Istmeños y un Sur en la carretera Transístmica.

Es por eso que los usuarios del transporte público exigen a la Policía Federal de Caminos mayor vigilancia y la correcta aplicación de la ley para conductores del servicio público que pongan en riesgo la integridad de sus pasajeros.

Griselda López viaja todos los días a Juchitán donde tiene su centro de trabajo y cada vez que usa el autobús de la línea Istmeños, teme por su vida. Dice que los conductores no respetan las señales. En el cruce de la plaza Pabellón se pasan el semáforo en rojo y muchas veces está una patrulla frente a Liverpool y no “multa” al chofer. Solo queda viendo y no lo sigue. Griselda deduce que los federales están en complicidad.

El pasado viernes Griselda viajaba en el autobús de la línea Istmeños número 8001 que se vio involucrado en un accidente con el autobús Sur con el número 6045 que estuvo a punto de salirse de la carretera.

La entrevistada recuerda el terrible día y comenta que desde la Noria comenzaron a “perseguirse” en el loco afán de llegar primero a los panaderos. En la loca carrera el autobús Sur dio alcance al Istmeños impactándolo por detrás.

Fueron minutos de miedo, asegura la pasajera del camión de la línea Istmeños. El temor fue grande porque se dieron alcance en el puente del Crucero en Tehuantepec y el autobús del Sur quedó de lado con el riesgo caer del puente.

Los usuarios coinciden y exigen que las autoridades Federales del Sector Camino, cumplan con su trabajo y detengan a los conductores que se carrerean por disputarse el “pasaje”. “Si le aplican la multa que va de 1500 a 2000 mil pesos, en lugar de quitarle 200 pesos, el conductor no vuelve a pasarse un alto”.

De igual forma usuarios del transporte urbano de Salina Cruz, de la ruta Centro Liverpool e Itsal, denuncian que los urbaneros también se pasan los semáforos en rojo sin que alguna autoridad de vialidad o federales los sancionen y quiten la licencia por poner en riesgo la vida de los usuarios.

 

Compartir

Dejar respuesta