El gobierno italiano urgió a México a dar solución “urgente” al caso de los tres italianos desaparecidos en Jalisco el pasado 31 de enero y los cuales, según declararon los policías municipales que los detuvieron, los vendieron por 43 euros a un grupo criminal.

El ministro italiano de Relaciones Exteriores, Angelino Alfano, aseguró que manifestó vía telefónica al secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray, la “fuerte preocupación” de su país sobre el paradero de Antonio y Raffaele Russo y Vincenzo Cimmino. “Manifesté al colega el deseo de que nuestros compatriotas sean rápidamente encontrados y que los responsables de ese crimen sean entregados a la justicia”, afirmó Alfano a la agencia AFP.

De acuerdo con el funcionario italiano, Videgaray Caso le detalló que para el gobierno mexicano es una prioridad encontrar a los tres napolitanos y llevar ante la justicia a los responsables de su desaparición en Tecalitlán, Jalisco.

“Me aseguraron que el gobierno y las autoridades judiciales harán todo lo posible para resolver el caso”, explicó Alfano, quien calificó como “monstruoso” el hecho de que los tres italianos fuesen vendidos por 43 euros.

Por la mañana la SRE informó de la llamada telefónica que ambos cancilleres mantuvieron y en la que fortalecer la cooperación judicial entre México e Italia y “realizar todos los esfuerzos para que se realicen las investigaciones necesarias con la finalidad de garantizar el desahogo de todas las diligencias jurídicas, el debido proceso y el acceso a la justicia para los italianos desaparecidos”.

 

Con información de: Excelsior

Compartir

Dejar respuesta