Las personas cuyo apellido paterno comience con “F” y que hayan nacido en febrero serán los seleccionados para ser funcionarios de casilla en las elecciones del 1 de julio.

Durante la sesión de Consejo General del INE se realizó la insaculación de la letra del primer apellido de los ciudadanos que recibirán durante los próximos la notificación para iniciar con la capacitación electoral.

El consejero Marco Antonio Baños aseguró que con este procedimiento arranca uno de los elementos fundamentales para el proceso electoral y que responde a la necesidad de capacitar a los ciudadanos para contar los votos el día de la elección.

Por su parte, el consejero presidente, Lorenzo Córdova Vianello, aseguró que este no es un asunto menor, ni un simple trámite burocrático; sino que es la columna vertebral de la construcción de confianza.

“La construcción de la confianza por parte de la autoridad electoral, se tiene que ganar día a día, pero la garantía primordial de que los votos serán contados sin ningún tipo de sesgo, está precisamente en el resultado de este sorteo del que dependerá, insisto, la aleatoriedad con la que serán definidos quienes contarán los votos”, señaló.

 

Anteriormente, el INE escogió, mediante sorteo, febrero como el mes de nacimiento para escoger a quienes cuidarán las casillas electorales.

 

Con información de: Milenio

Compartir

Dejar respuesta