Robbie Williams ha hablado sobre su batalla con ciertos problemas de salud mental, describiéndose a sí mismo como un luchador contra una enfermedad que está en su cabeza y quiere matarle.

“Afortunada y desafortunadamente, dejado ante mis propios recursos, me inclino a sabotearlo todo. Tengo una enfermedad que quiere matarme y está en mi cabeza, así que debo protegerme de eso”, ha declarado a The Sun.

Y aún ha añadido: “Algunas veces me abruma y otras es una herramienta que necesito para subir al escenario. A veces vivo en felicidad y es maravilloso. Pero la mayor parte del tiempo soy un humano teniendo una experiencia humana, tratando de lidiar con las pruebas y tribulaciones de lo que sucede entre mis oídos”.

Prosiguiendo con su relato, el músico británico de 44 años se ha sincerado todavía un poco más en tono reflexivo y confidente. “Las cosas por las que me he pasado, he estado cercano a… Es como, ‘Por la gracia de Dios, voy’. Ha estado tan cerca tantas veces”.

El pasado diciembre Robbie Williams habló con el NME sobre sus problemas de depresión y la percepción de la sociedad de las enfermedades mentales: “Habías escuchado palabras como ‘depresión’, pero no equiparaste eso con lo que está pasando contigo. No había nada realmente en los medios para describir lo que estaba pasando o cómo me sentía. Simplemente sabías que estabas viviendo en tu cabeza y no entendías lo que era”.

Con información de: El Sol de México

Compartir

Dejar respuesta