Gracias al avance de la medicina, hoy día podemos tener un mayor conocimiento de las enfermedades, adelantos importantes en la investigación genética, y, sobre todo, novedosos  tratamientos, como el TheraSphere o radioembolización con Yttrium-90.

Una terapia de baja toxicidad indicada para casos de cáncer de hígado, la cual consiste en inyectar millones de microesferas más pequeñas que el grosor de un cabello humano.

Este procedimiento se realiza mediante la colocación de un catéter conectado en la arteria principal del hígado, con la finalidad de dirigir las microesferas inyectadas directamente al tumor a través de los vasos sanguíneos.

Allí las microesferas emiten radiación y destruyen las células cancerosas del tumor, sin afectar los tejidos colindantes sanos.

Es un procedimiento diseñado principalmente para tratar casos de cáncer que se ha iniciado en el hígado, así como para reducir el tumor hepático a fin de que los pacientes puedan someterse a cirugía o trasplante.

Tratamiento seguro

 

Para optimizar la terapia el médico debe tener en cuenta el estado funcional del hígado, historial médico y flujo sanguíneo hepático de los pacientes. Cada paciente es diferente, por lo que es difícil determinar el grado de beneficio que puede aportar este método en cada caso.

Aunque es un procedimiento ambulatorio que no necesita hospitalización, se pueden requerir varias visitas al hospital y citas de seguimiento para determinar si es necesario un segundo tratamiento, ya que para maximizar la seguridad de la terapia sólo se trata un lóbulo del hígado a la vez.

En algunos pacientes se pueden presentar efectos secundarios, como sensación leve de fatiga, dolor y náuseas durante aproximadamente una semana, así como pérdida de apetito o cambios temporales en los análisis de la función hepática.

Aunque cada paciente tiene necesidades de recuperación diferentes, por lo general pueden reanudar actividades 24 horas después del tratamiento, según las indicaciones del médico.

La seguridad de las radiaciones es una preocupación para muchos pacientes. Sin embargo, después del tratamiento no se requiere ninguna precaución especial. Se ha comprobado que la radiación emitida no representa riesgo alguno para las personas que rodean a los pacientes.

HOSPITAL ANGELES MOCEL, PIONERO

El tratamiento con Yttrium-90 se ha efectuado con éxito en diversos centros hospitalarios de alto nivel en el mundo. En nuestro país y Latinoamérica, el pasado 15 de febrero se realizó por primera vez este procedimiento en el Hospital Angeles Mocel, por parte del Dr. José Luis Ríos Reina, Radiólogo Intervencionista y jefe de los servicios de Imagen e Hemodinamia, el cual resultó todo un éxito y marcó un nuevo precedente dentro de la medicina oncológica.

Dicha intervención contó con la participación de diferentes especialistas, como: radiólogos intervencionistas, oncólogos de radiación y médicos especializados en medicina nuclear.

AVANCE TERAPÉUTICO

El cáncer hepático es el quinto más común en el mundo en la actualidad, suele afectar con más frecuencia a hombres que a mujeres, generalmente a personas entre los 50 y 60 años de edad, por lo que este novedoso tratamiento con TheraSphere o radioembolización con Yttrium-90 representa un avance terapéutico sin precedentes, un cambio total del paradigma en esta enfermedad.

Conscientes de esto, en Hospitales Angeles nos esforzamos día a día para contar con los mejores tratamientos que nos permitan cuidar su salud y la de sus seres queridos.

En Hospitales Angeles
queremos un México lleno de vida.

 

 

Con información de Excélsior

Compartir

Dejar respuesta