El gobierno de Estados Unidos impuso este martes sanciones a siete grupos afiliados a la organización terrorista autodenominada Estado Islámico (EI) en África Occidental, Filipinas, Bangladesh, Túnez, Somalia y Egipto.

El Departamento de Estado incluyó a los siete grupos en su lista de terroristas globales de designación especial y a los de África Occidental, Filipinas y Bangladesh también en la lista de organizaciones terroristas internacionales.

Los ciudadanos estadunidenses tienen a partir de ahora prohibida cualquier transacción con cualquiera de los siete grupos, cuyas propiedades e intereses en Estados Unidos han quedado bloqueados.

Además, en el caso de los incluidos en la lista de organizaciones terroristas internacionales, constituye un crimen el proporcionar o intentar proporcionarles material y apoyo, indicó el Departamento de Estado en su nota.

Los miembros de estos tres grupos incorporados a ambas listas, si son extranjeros, no podrán entrar en Estados Unidos y, en ciertas circunstancias, estarán sujetos a la deportación si están en el país norteamericano.

“Estas designaciones tienen como objetivo a grupos clave afiliados al EI y a líderes fuera del caído califato en Irak y Siria”, señaló el coordinador de la lucha antiterrorista en el Departamento de Estado, Nathan Sales.

“Las acciones que hemos tomado hoy son un paso crucial a la hora de degradar la red global del Estado Islámico e impedir a los afiliados el acceso a los recursos que necesitan para planear y llevar adelante ataques terroristas”, agregó, según la nota de Exteriores.

Con información de Excélsior

Compartir

Dejar respuesta