El presidente estadunidense, Donald Trump, planea visitar a mediados de marzo los prototipos para un posible muro en la frontera con México que su gobierno ordenó construir cerca de San Diego, California.

Así lo informó este lunes el diario The Washington Post, en la que sería su primera visita a la frontera con nuestro país.

Trump prevé desplazarse a la zona fronteriza de California para ver en persona los prototipos del muro y aprender más sobre su posible construcción, explicó el rotativo capitalino, que cita fuentes oficiales implicadas en los planes para la visita.

El mandatario, que no ha viajado a California desde que llegó al poder hace más de un año, también visitará la ciudad de Los Ángeles para encabezar un acto de recaudación de fondos para el Comité Nacional Republicano (RNC port sus siglas en inglés), el secretariado de su partido, indica el periódico estadunidense.

Seis empresas han construido ocho prototipos posibles para el muro en un lugar situado a escasos metros del actual terreno que divide Otay Mesa, California, en EU, y Tijuana, México, y el gobierno estadounidense comenzó a evaluarlos el pasado 1 de diciembre.

El magante ya adelantó en septiembre de 2017, durante un acto en Alabama, que él evaluaría personalmente los prototipos del muro y elegiría a la empresa que se encargue de su construcción.

Según la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), no obstante, el muro con México será el resultado de la unión de una serie de características de los prototipos, de forma que por ejemplo las autoridades juntarán la altitud de un modelo con los mecanismos antiescalada de otro y, como resultado, designarán la muralla.

La idea es que en la mayor parte de los 3 mil 180 kilómetros de frontera con nuestro país haya una reja que permita ver qué ocurre en el otro lado y que, en algunas zonas de mayor peligrosidad, exista un muro sólido, hecho con materiales consistentes como el cemento y que sirva para reforzar la seguridad.

Por eso, las empresas edificaron dos tipos diferentes de prototipos: un muro sólido, compuesto por materiales como el cemento, y un enrejado hecho con materiales que permitan ver qué ocurre al otro lado y que esté construida, por ejemplo, con barrotes de hierro.

Todos los prototipos miden entre 5.5 y 9 metros de alto, e incluyen mecanismos para impedir que los inmigrantes los escalen y se construyan túneles clandestinos por debajo.

El republicano consiguió que el Congreso asignara 20 millones de dólares para la construcción de esos prototipos, pero por el momento no ha logrado que los legisladores le otorguen ningún fondo adicional para construir su muro.

El presidente pidió que el Congreso le conceda 18 mil millones de dólares a lo largo de la próxima década para erigir el muro, y vinculó la autorización de esos fondos a cualquier ley que permita solucionar la situación migratoria de 690 mil jóvenes indocumentados conocidos como “dreamers”.

Con información de Excélsior

Compartir

Dejar respuesta