Donald Trump señaló que la masacre en una secundaria de Florida será el tema principal que tratará con los gobernadores del paíscuando se reúna con ellos el lunes en la Casa Blanca.

Bajo la presión de actuar para frenar la violencia con armas de fuego dentro de las escuelas, el presidente estadunidense planea escuchar propuestas de los líderes estatales.

Los gobernadores están en Washington para su reunión invernal anual.

Pero el domingo el objetivo era socializar mientras Trump y la primera dama, Melania Trump, recibían a los gobernadores para la fiesta de etiqueta anual.

En breves declaraciones antes de que se realizara la cena con luz tenue en el Comedor de Estado, el presidente dijo ayer que los gobernadores son “personas muy, muy especiales”.

“El trabajo que ustedes hacen es realmente increíble. No es fácil, pero estamos muy orgullosos de ustedes y muy orgullosos de tenerlos aquí”, expresó ante una sala alumbrada a la luz de las velas y con ramos de hortensias sobre las mesas.

Al dar un preámbulo de las pláticas del lunes, Trump añadió que también se hablará de economía “y muchas otras cosas”.

Diecisiete estudiantes y maestros fueron asesinados el Día de San Valentín durante un ataque armado en la escuela Secundaria Marjory Stoneman Douglas de Parkland, Florida, lo que provocó una indignación pública a favor de medidas más estrictas para el control de armas, así como acciones para mejorar la seguridad escolar.

“Hablaremos sobre Parkland y el horrendo evento que ocurrió la semana pasada”, declaró Trump.

“Ese será uno de los temas. Será el primero en la lista”.

El magnate agradeció al gobernador de Florida, Rick Scott, un aliado político cercano que asistió a la cena, y les dijo a los presentes que está haciendo un gran trabajo.

El mandatario también se jactó de la buena marcha de la economía del país, y expuso que las cifras que no eran tan buenas durante el gobierno de su predecesor Barack Obama están mejorando en el que él encabeza.

MELANIA TRUMP DEFIENDE UN MAYOR CONTROL DE ARMAS

Por su parte, la primera dama defendió este lunes a los estudiantes que abogan por un mayor control de armas.

“Me siento alentada al ver a niños en todo el país usando sus voces para hablar y tratar de generar cambios. Son nuestro futuro y merecen una voz”, apuntó la primera dama en un discurso ante las esposas de los gobernadores de los estados del país.

Pidió un momento para reflexionar sobre la masacre de Florida y aseguró que sus pensamientos y oraciones van dirigidos a todos los que se vieron afectados por un acto sin sentido.

“Como madre no puedo ni imaginar el tipo de dolor y tragedia que eso trae”, sentenció la primera dama en la que fueron sus primeras declaraciones públicas tras el suceso, que reavivó el debate sobre el acceso a las armas en EU.

Por otro lado, pidió a las mujeres de los gobernadores que se unan a ella para promover entre los niños y adolescentes de sus respectivos estados valores como la valentía, la amabilidad, la compasión y el respeto.

“Mi objetivo es proteger a la parte más valiosa de nuestra sociedad y futuro: los niños”, formuló.

Los estudiantes de la secundaria Marjory Stoneman Douglas regresaron ayer por primera vez para recoger las pertenencias que dejaron abandonadas ante el pánico que causó el tiroteo hace casi dos semanas.

La escuela comenzará a funcionar normalmente el miércoles, y los administradores dijeron que los familiares recibirán detalles vía telefónica.

Con información de Excélsior

Compartir

Dejar respuesta