Limpian SSO de aviadores

0

A seis días de asumir la Secretaría de Salud, su titular, Juan Díaz Pimentel, exhibió el desorden administrativo y financiero de la dependencia y anunció el despido de 1 mil aviadores y 2 mil 200 trabajadores que laboraban con contratos otorgados desde el sexenio de Gabino Cué, sin soporte presupuestal.

“Recibí la Secretaría en total desorden”, dijo este martes en entrevista radiofónica, donde indicó que los pasivos de la dependencia superan los 6 mil millones de pesos y que el déficit anual es de alrededor de 1 mil 700 millones de pesos.

Para el ex delegado del IMSS en la entidad, seguir en esta misma línea, al finalizar el sexenio, provocaría pasivos por 15 mil millones de pesos, mismos que serían un escándalo nacional y también quitarían a los Servicios de Salud de Oaxaca toda viabilidad financiera.

“Hay que tomar medidas, por dolorosas que sean”, indicó luego de señalar que la falta de radicación oportuna de los presupuestos llevó a las anteriores autoridades a tomar dinero de los trabajadores de base para pagar a quienes tenían contratos sin sustento presupuestal. “Abrían un hoyo y tapaban otro, pues”, anotó.

Sin embargo, señaló que de continuar con esta situación, a partir de su llegada a los Servicios de Salud de Oaxaca, no solamente provocaría que no se paguen los recursos de pensiones, sino también que incurriera en desvíos de recursos, con implicaciones de tipo penal.

Por ello, indicó que por lo pronto, quienes tenían contrato sin trabajar en la secretaría y que cobraban sin acudir a la dependencia, dejaron de trabajar.

Apuntó que la nómina de 202 millones de pesos quincenales, supera los 4 mil 400 millones de pesos al año y que con ello, a la Secretaría sólo le quedaría un presupuesto de 1 mil 200 millones de pesos para brindar servicios de salud, a los oaxaqueños.

Como responsable de la salud de los oaxaqueños, indicó que el problema tiene más de una década y que viene de administraciones anteriores, cuando engañaron a trabajadores y los contrataron, sin autorización ni sustento presupuestal.

Por ello, dijo que ya no se les renovarán los contratos y que los Servicios de Salud no tienen obligación con ellos porque ya dejaron de ser empleados y trabajadores de la dependencia.

Sin embargo, indicó que están a salvo sus derechos y si así lo consideran pertinente, la misma ley les autoriza para acudir a las instancias laborales si así lo consideran.

Refirió que a poco más de un año del inicio de la administración del Gobernador Alejandro Murat Hinojosa, se privilegia la atención de la salud de millones de oaxaqueños, en vez de pagar a trabajadores que fueron contratados de manera irregular.

Tras indicar que a partir de la última quincena ya no se renovó contrato a 2 mil 200 trabajadores, así como mil aviadores, consideró lamentable que muchos cobraran con cargo a un presupuesto que está destinado a ofrecer servicios de salud a los oaxaqueños.

“Con esos recursos vamos a mejorar el abasto, la calidad de atención y en el mediano plazo los oaxaqueños tendrán la Secretaría de Salud que se merecen”, expresó.

Indicó que lo único que requiere es la comprensión y el apoyo de todos los oaxaqueños.

“Estoy haciendo mi parte y tomo todos los riesgos. Lo hago por cariño a Oaxaca y para servirle a los oaxaqueños”, manifestó.

Díaz Pimentel acudió ayer a la capital del país para reunirse con el Comisionado de Seguridad Social para gestionar recursos para los regularizados e indicó que por lo pronto se trabaja con normalidad en todas las unidades, con excepción de un caso en el que se tienen pequeñas muestras de inconformidad y que serán atendidas en breve.

“No me van a doblar”, dijo al cuestionar también a funcionarios de la jurisdicción sanitaria número uno que tienen en nómina hasta 10 familiares, con camionetas del servicio de salud y una serie de prebendas y privilegios que ya no se permitirán más.

Tras señalar que quienes no razonen ni reconsideren su situación enfrentarán procesos penales, Díaz Pimentel indicó que lo peor que pudieron hacer las exautoridades del sector salud, fue tomar presupuestos de las prestaciones de los trabajadores de base para pagar a personal contratado de manera irregular, lo cual provocó que ahora se tengan adeudos multimillonarios en materia de seguridad social.

Precisó que la relación con los trabajadores sindicalizados será sana y que son los primeros beneficiados de que se defienda a los trabajadores de base, además de que se cumplirán otros compromisos.

Admitió que de haber tomado dinero de los trabajadores de base para hacer pagos irregulares incurriría en desvíos de recursos.

Concluyó que las irregularidades datan del 2006 y que es una “bomba de tiempo”, pues el déficit ha aumentado y por ello es preferible iniciar una nueva etapa de orden administrativo, en la que no se engañará a los trabajadores y que pronto se tendrá una mesa de alto nivel, en la que participe el gobierno federal, que también tuvo mucha responsabilidad en el tema, por omisión, sin embargo, llegó el momento de poner orden.

REUNIÓN CON DIRECTORES DE UNIDADES HOSPITALARIAS

Previamente, el secretario de Salud del Estado Juan Díaz Pimentel se reunió con directores de 14 hospitales generales, 18 básicos comunitarios y tres de alta especialidad, con el compromiso de trabajar de manera coordinada para abatir los rezagos en materia de salud, así como reducir los índices de mortalidad materna.

El funcionario refrendó el compromiso del gobernador Alejandro Murat Hinojosa para fortalecer las unidades médicas con el suficiente abasto de medicamentos y material de curación, además de reforzar el programa de planificación familiar en la entidad.

En este sentido, recalcó la importancia de brindar a la población a través de las unidades médicas, los métodos como la Oclusión Tubaria Bilateral (OTB), o salpingoclasia, así como de vasectomía en los varones y de ofertar los métodos anticonceptivos que permitan a las familias tener el número de hijos deseados y de esta forma apoyar al desarrollo de las comunidades.

Añadió que es importante atender el binomio madre-hijo,  además de ofrecer la atención integrada a la mujer, como es la mastografía para detectar a tiempo el Cáncer de Mama y el Cérvico Uterino (CaCu), mediante acciones de prevención como el Papanicolaou y la detección del Virus del Papiloma Humana (VPH).

Díaz puntualizó que una de las prioridades para este año es la conclusión del hospital de la mujer que permitirá desahogar la gran demanda del hospital General “Doctor Aurelio Valdivieso”, además de que contará con la mejor tecnología en beneficio de la población.

Detalló la importancia de consolidar el programa de vacunación universal, por lo que pidió el apoyo decidido de todos los trabajadores para alcanzar las metas que establece la federación en este tema.

Asimismo,  escuchó las demandas de los directores de las unidades de segundo nivel siendo su prioridad el abasto de medicamentos y material de curación, además de equipos médicos que permitan ofrecer a la población una atención de calidad.

Finalmente, Díaz Pimentel se comprometió a reordenar las claves de medicamentos, a través de la compra consolidada, así como cambiar la estructura y crear un área de abasto administrada por finanzas que permitirá saber el número de medicamentos almacenados, de igual forma capacitarlos en la administración de hospitales.

SINDICATO PIDE UNA AUDIENCIA CON MURAT

Por su parte, integrantes de la Sección 35 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud, encabezados por su secretario general, Mario Félix Pacheco iniciaron una asamblea permanente en demanda del pago de la segunda parte del aguinaldo y el sueldo de la primera quincena de enero del año en curso, correspondiente a casi 4 mil 500 trabajadores regularizados.

La dirigencia de la Sección 35 del SNTSA exigió un diálogo directo con el gobernador, Alejandro Murat Hinojosa, esto luego de que el titular de los SSO, Díaz Pimentel emitiera declaraciones desafiantes en contra del órgano gremial, además de ignorarlo como interlocutor en la problemática de pago de aguinaldos y sueldos para trabajadores regularizados.

Por lo anterior, la Sección 35 del SNTSA se instaló en asamblea permanente hasta encontrar solución a la citada problemática.

De igual forma, solicitó la intervención del dirigente nacional del SNTSA, Marco Antonio García Ayala para que interceda ante el titular del Poder Ejecutivo de Oaxaca y se solucione la problemática existente en los Servicios de Salud de Oaxaca.

Asimismo, el apoyo para la gestión que permita la consolidación de las percepciones laborales de todos los afiliados a la Sección 35 del SNTSA

TRABAJADORES INICIAN CON PAROS LABORALES

En tanto, trabajadores regularizados de los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO), iniciaron un paro de labores para exigir el pago de salarios, así como la segunda parte del aguinaldo que se les adeuda.

Indicaron que también se requiere el pago de terceros institucionales, y que se les haga entrega de sus prestaciones, pues ya cumplieron con sus obligaciones.

En las áreas hospitalarias han suspendido la consulta externa, por lo que exigen atención inmediata las autoridades para que se regularice su situación.

Señalaron que se les envió un documento en donde se indica que alrededor de cuatro mil 500 trabajadores de esta categoría, recibirán sus pagos hasta el mes de febrero.

Sobre todo, porque el Régimen Estatal de Protección Social en Salud del Estado de Oaxaca que alberga al Seguro Popular, recibirá recursos hasta ese mes, a través del cual se pagan sus salarios.

Los empleados tomaron las oficinas de este régimen e indicaron que no se les ha pagado sus salarios de manera intermitente para más de 12 mil empleados, les hace falta también que se les entregue la segunda parte de su aguinaldo, detalló.

La subdelegada sindical del Seguro Popular de la Sección 35 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud (SNTSSA), Itzel Velasco, afirmó que en esta oficina dejaron abierta la parte de afiliación y la parte de farmacia, y el resto de las áreas dejaron de laborar, en tanto, en la parte estatal, todas las áreas administrativas fueron cerradas.

Hasta que no se tengan los pagos no van a volver a laborar pues consideran que se están violentando los derechos de los trabajadores, quienes han cumplido con sus obligaciones y requieren que se les aporte en la misma medida sus pagos.

Los trabajadores tomaron las oficinas centrales y alternas en donde colocaron carteles con su exigencia, para que las autoridades tomen cartas en el asunto y se verifique lo que está pasando al respecto.

Señalaron que estas son prestaciones de ley para cada uno de los empleados, por lo que no se pueden generar situaciones de este tipo que solo estén provocando mayores complicaciones.

Para verificar las acciones a realizar, se instalaron en asamblea permanente, por lo que no descartaron llevar a cabo acciones de presión como ha sucedido en ocasiones anteriores para que se atiendan sus demandas, “nos deben la nómina, la segunda parte del aguilando, el pago a terceros institucionales, esto debe corregirse de inmediato”.

Con información de Misael Sánchez, Juan C. Medrano e Iván Castellanos

Compartir

Dejar respuesta