Duncan Wood, director del Centro Internacional para Académicos Woodrow Wilson, aseguró que la elección de julio en México sería la más importante del año para Estados Unidos, incluso más importante que cualquier otro suceso en el año.

Su perspectiva es que en Estados Unidos el precandidato del PRI, José Antonio Meade, es visto como el más viable para ganar la contienda del 1 de julio.

Advirtió también que el abanderado de Morena, Andrés Manuel López Obrador, mantiene altos negativos que lo posicionan en situación similar a la de 2006, cuando su ventaja en las encuestas se vio socavada por una campaña que lo consideró una amenaza para la estabilidad y la prosperidad de México.

En el artículo “La elección más importante para EU en 2018 puede ser la de México”, publicado en la revista The National Interest, el mexicanólogo señaló que más que el radicalismo de López Obrador lo que preocupa es su falta de profundidad en cuestiones políticas contemporáneas, lo que representa la mayor amenaza para México.

“Esto se vio claramente en una actuación deslucida en un acto del Wilson Center en Washington, en otoño de 2017, y recientemente en la muy criticada amnistía a integrantes del crimen organizado.

“Los partidarios de AMLO reconocen abiertamente que no es un hombre de política, sino un líder apasionado que habla por los débiles, vulnerables y desposeídos”, acota.

Sin embargo, el artículo advierte que el exsecretario de Hacienda deberá superar tres obstáculos en su camino a la Presidencia: su asociación con el gobierno actual, especialmente con el presidente Peña Nieto, la impopularidad de la actual administración y distinguirse de sus políticas y personalidades sin alienar a la base del partido.

“Esto significa que tiene la oportunidad de construir una imagen positiva con el electorado, pero debe comenzar a ganar impulso si quiere tener una oportunidad de alcanzar a AMLO”, sentenció el analista.

El director del Mexico Institute del Woodrow Wilson Center destacó que Ricardo Anaya, precandidato del PAN, perjudicó seriamente sus posibilidades de llegar a Los Pinos con la salida de Margarita Zavala de ese instituto político, quien se llevó 7% de los votos del partido; agregó que ninguno de los aspirantes a candidatos independientes parece tener una oportunidad seria de ganar las elecciones, pero serán fundamentales para determinar el resultado.

Subrayó que la corrupción será un tema determinante en la elección mexicana, pues de acuerdo con estudios de opinión, el combate a la corrupción es como la prioridad de política pública de los mexicanos, aunque la mayoría tiene poca fe en que los políticos rompan con su dependencia de lo que ven como un sistema establecido de favores y recompensas.

Agregó que para los estadunidenses que comienzan 2018 desanimados al pensar en la elección intermedia que se aproxima, la elección en México puede convertirse en una importante coyuntura política para EU, incluso más importante que cualquier otro suceso en el año.

El próximo gobierno en México determinará la extensión de la cooperación en curso con EU y si se mantendrá la naturaleza amigable de la relación bilateral. Si bien es cierto que la mayoría de los contendientes poseen un enfoque amigable hacia Washington, el líder de la carrera presidencial mantiene una complicada relación con EU y es tal vez el más grande estridente nacionalista”, precisó Wood.

Con información de Excélsior

Compartir

Dejar respuesta