En Tampico, Tamaulipas, el precandidato presidencial por la coalición Por México al Frente prometió terminar con el llamado “pacto de impunidad que prevalece en los gobiernos priistas”, señalando los casos de exgobernadores acusados de delitos como peculado de esa entidad, de Veracruz, y de Quintana Roo.

Además, externó todo su apoyo y solidaridad al gobernador de Chihuahua, Javier Corral, tras denunciar que el estado está haciendo ahorcado con recursos financieros a través de la Secretaría de Hacienda, en represalia por evidenciar una supuesta red de corrupción en la entidad por parte del gobierno federal.
El precandidato del PAN, del PRD, y de Movimiento Ciudadano prometió que, de ganar las elecciones presidenciales, respaldará al gobernador de Tamaulipas, Francisco Javier Cabeza de Vaca en su lucha contra la corrupción, resaltando que se ha procedido contra  el ex gobernador de Eugenio Hernández.
“Donde nosotros hemos ganado las elecciones se está haciendo justicia. Estamos atacando la corrupción, porque entendemos que se tiene que hacer justicia”, dijo al referirse a casos como Veracruz, con Javier Duarte y Quintana Roo, con Roberto Borge.
Previo al encuentro con simpatizantes, el panista respondió a preguntas de la prensa. Respecto a los ataques por parte del precandidato a la Presidencia por el PRI, José Antonio Meade, Anaya respondió que le aconsejaba tranquilizarse pues estaba muy desesperado porque la “gente no quiere votar por él porque ya se enteró de que es el padre del gasolinazo”.
Además, señaló que “cada vez estaba más fuerte el rumor de que Meade ya no se quedaría como el candidato del PRI”.

Con información de Excélsior

Compartir

Dejar respuesta