La detención de Omar, presunto asesino de su novia, Anayetzin Fragoso, se logró en un callejón de la zona centro de Guanajuato.

Elementos de la Procuraduría de Justicia de la Ciudad de México (PGJCDMX) lo arrestaron, la tarde del 14 de noviembre, en el callejón Ave María, de sólo unos metros de longitud.

Muy pocos vecinos se enteraron del operativo, el cual se llevó a cabo entre agentes ministeriales de la capital del país y de Guanajuato.

“No supimos si fue en el callejón de este lado o allá arriba, porque yo ya cuando bajé, hacía como cinco minutos que habían bajado con el chavo esposado”, mencionó otro vecino.

Colonos de este callejón aseguraron que la presencia del presunto feminicida no pasó desapercibida e, incluso, para algunos era sospechosa.

“A mí me dio mala espina, por eso le pregunté que, si era de aquí o de dónde venía, y no, nada más me dijo que estaba rentando, le dije —ah bueno—, es todo”, recordó un habitante del lugar.

Tras su detención, Omar fue trasladado a la Ciudad de México, en donde se le ha acusado del asesinato de su novia.

Anayetzin Fragoso fue encontrada sin vida, con 16 heridas de arma punzocortante y envuelta en una sábana, el 8 de octubre, dentro de un closet en una casa de la colonia Lindavista, en la delegación Gustavo A. Madero.

La joven, de 26 años de edad, fue reportada como desaparecida en el municipio mexiquense de Ecatepec, donde se le vio por última vez en calles de la colonia San Andrés de la Cañada.

El novio de Anayetzin fue señalado como el principal sospechoso del brutal acto, tras el cual se dio a la fuga.

Con información de Excélsior

Compartir

Dejar respuesta