Dos médicos en Colorado afirman haber documentado el primer caso conocido de muerte por sobredosis de marihuana en un bebé de 11 meses de edad, que falleció en esta entidad hace dos años.

El informe del caso fue publicado en la revista científica “Clinical Practice and Cases in Emergency Medicine” y por los doctores Thomas Nappe y Christopher Hoyte del “Centro Regional de Control de Intoxicaciones Rocky Mountain” que trabajaron con el equipo médico que atendió al bebé.

El infante ingresó en el servicio de urgencias luego de sufrir una convulsión, según el estudio. Durante los días previos, el niño estaba “irritable” y tenía náuseas y letargo, de acuerdo el reporte de la persona que lo cuidaba.

Los médicos examinaron al bebe y observaron su historia y descubrieron que era un niño saludable y por lo demás perfectamente normal. El niño no respondía en el hospital y seguía empeorando.

Los doctores lo entubaron para mantenerlo respirando después de que su sistema nervioso comenzó a cerrarse y poco después su corazón se detuvo. Los doctores probaron todo: infusiones, resucitación cardiopulmonar, varias medicinas, pero no sirvió de nada, y murió aproximadamente una hora después, según el informe.

De acuerdo a los médicos, el bebe murió de miocarditis (inflamación del músculo cardíaco) provocada por la ingestión de marihuana.

“Lo único que encontramos fue marihuana. Altas concentraciones de marihuana en su sangre. Y eso es lo único que encontramos “, dijo Hoyte. “El bebe nunca mejoró”. Y una cosa llevó a la otra y el niño terminó con un corazón parado. Y dejó de respirar y murió “.

El informe del caso constituye lo que equivale a una declaración muy audaz en el mundo científico: “Al momento de escribir este artículo, esta es la primera muerte pediátrica informada relacionada con la exposición a la cannabis”.

El incidente que los doctores Hoyte y Nappe afirman haber documentado sería la primera vez que se sabe que una sobredosis de marihuana provoca la muerte de un humano.

Otros médicos han expresado su escepticismo sobre el fuerte lenguaje utilizado en el informe.

“Esa declaración es demasiado. Es demasiado en lo que a mí respecta “, dijo el Dr. Noah Kaufman, especialista en medicina de emergencia con sede en el norte de Colorado. “Porque eso es decir con confianza que este es el primer caso. “¡Tenemos uno!” Y todavía estoy en desacuerdo con eso “.

Es ampliamente aceptado como un hecho que las sobredosis de marihuana no son fatales.

La hoja informativa de la Administración de Drogas de Estados Unidos (DEA) señala simplemente que “no se ha informado muerte por sobredosis de marihuana” y los Institutos Nacionales de Salud dicen que no existe “evidencia insuficiente” para vincular la sobredosis de THC con las muertes.

La afirmación de que una muerte por sobredosis ocurrió en Colorado podría potencialmente cambiar la forma en que las personas piensan acerca de la constante marcha hacia la legalización de la marihuana en Estados Unidos.

Con información de Excélsior

Compartir

Dejar respuesta