Pemex sólo tiene producción para abastecer a 3 estados

0

En septiembre pasado, la producción de gasolina en Petróleos Mexicanos registró los niveles más bajos desde hace 25 años. Este combustible nacional fue tan escaso, que con los 190 mil barriles diarios que refinó alcanzaba para satisfacer, por ejemplo, sólo la demanda interna de tres de los 32 entidades del país: Ciudad de México, Nuevo León y Puebla, de acuerdo con estadísticas de Pemex Transformación Industrial, PMI y de la Secretaría de Energía (Sener).

Pemex, para poder abastecer por completo la demanda interna de todo el país, tendría que producir 834 mil barriles diarios, combustible que en promedio consumen las 32 entidades, según el estudio de Prospectiva de Petróleo Crudo y de Petrolíficos 2016-2030 de la Sener.

Sin embargo, en septiembre, último mes de registro público, la petrolera sólo pudo refinar 22 por ciento del total necesario.

Con la escasa producción de septiembre, Pemex ni siquiera contaba con el combustible nacional para cubrir la distribución en los siete estados con mayor demanda interna, que requieren alrededor de unos 387 mil barriles al día, pues tenía un déficit de poco más del 50 por ciento: Ciudad de México (108.3 mbd), Estado de México (55.4 mbd), Veracruz (54 mbd), Nuevo León (49.9 mbd), Jalisco (41.8 mbd), Baja California (40.07 mbd) y Guanajuato (37.6 mbd)

La petrolera, para evitar un grave problema de desabasto debido a la baja producción del Sistema Nacional de Refinación (SNR) importó 619 mil barriles diarios de gasolina en septiembre, una cifra inédita.

De Estados Unidos (77%) y de Países Bajos (15%) se trajo 92% de la gasolina extranjera; el resto llegó de Singapur, Corea del Sur, Puerto Rico, Malasia, España, India, Finlandia y Francia, según el Sistema de Información Arancelaria Vía Internet, SIAVI.

A inicios de este mes, la coordinadora de Morena en la Cámara de Diputados, Rocío Nahle, alertó de la inoperancia en cuatro refinerías del país, lo que podría agudizar la crisis de abasto de combustible y traer consigo severas consecuencias sociales y económicas.

En entrevista, recalcó que el país vive algo histórico: dos refinerías fuera de operación completamente. Salina Cruz y Madero, aunado a Minatitlán que no regresará a la operación hasta el 31 de diciembre y Cadereyta que está por salir a medio tren, lo que es muy preocupante.

“En una forma irresponsable, la Secretaría de Energía, la Comisión Reguladora de Energía y Petróleos Mexicanos se han encargado de poner en severo riesgo el consumo energético del país”, subrayó Nahle García.

Hace tres semanas, la refinería Lázaro Cárdenas, de Minatitlán, Veracruz, inició su proceso de reconfiguración en la denominada Refinería Mina 2, lo que provocó que su capacidad se redujera 60 por ciento, de acuerdo con Jorge Wade Zúñiga, presidente de la comisión de vigilancia de la Sección 10 del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM).

Anticipó que los trabajos de reconfiguración que llevan a cabo cuatro empresas tendrá un inversión de 800 millones de pesos y se tiene previsto que concluya el 18 de diciembre, aunque los trabajos se podrían alargar hasta finales de dicho mes.

Wade dijo que hace unos días colapsó la torre 107 de la Planta Catalítica, por lo lo que el sindicato está a la espera de un dictamen de las causas.

No obstante, las versiones de los trabajadores son en el sentido de que la refinería ha presentado tantos problemas que la producción, si acaso, llega a ser del 15 o 20 por ciento de lo que anteriormente producían.

“Si tomamos en cuenta que aquí se producían diariamente más de 71 mil barriles y ahora a veces alcanzamos 15 mil, pues sí es de preocuparse”, mencionó Ernesto, uno de los trabajadores.

En Tamaulipas, desde el pasado mes de septiembre, la Refinería Francisco I. Madero de Petróleos Mexicanos en esta localidad se encuentra en paro total, a efecto de ser sujeta de un mantenimiento y ampliación de producción; el proyecto contempla un incremento de entre 28 y 54 por ciento para equipararla a instalaciones como Cadereyta o Salinas Cruz y alcance hasta 300 mil barriles diarios.

Víctor Campero Jarque, vocero de Pemex en el sur de Tamaulipas, informó que la proyección es que a más tardar en diciembre se concluyan las obras y se dé el inicio paulatino de operaciones, para este trabajo se invirtieron tres mil millones de pesos.

La capacidad de producción con que contaba la Refinería Francisco I. Madero antes de estas labores era de 195 mil barriles diarios, sin embargo, las afectaciones provocadas por la falta de mantenimiento provocaron que en enero del 2017 la producción se redujera entre 60 y 80 mil barriles diarios.

“Desde septiembre el paro total y mantenimiento a varias plantas y ahorita sigue en paro total, ya están avanzadas unas obras, otras que faltaban contratos ya se asignaron, el objetivo es que en diciembre se dé el inicio de operaciones con todas las obras de mantenimiento concluidas, que son una inversión de tres mil millones de pesos”, comentó.

A poco más de un mes de iniciadas estas labores, y que de acuerdo a Campero Jarque, se informó en tiempo sobre la detención paulatina hasta llegar al paro total de labores, ya se registran avances en obras, unas ya concluidas y el resto entre el 30 y 50 por ciento de avance.

“Son 195 mil barriles diarios, es la capacidad, pero ahora se va ampliar, en un momento bajó bastante porque estaba fuera de operación un tren de catalítica, se redujo a la mitad la producción a principios de año, por falta de mantenimiento fueron quitando la operación de varias plantas que estaban pendientes por cuestión de presupuesto, entonces sí llego a caer entre 60 y 80 mil barriles diarios”, reveló

Pese a la detención de actividades en su totalidad, anunciado por Pemex para el desarrollo del mantenimiento, Víctor Campero descartó se haya presentado en algún momento desabasto de combustible, para lo cual se valieron de barcos y ductos para abastecer la región.

Por otra parte, hace un mes, Pemex dijo que la refinería de Salina Cruz, Oaxaca, seguía parada y que no se iba a cumplir con el calendario de retorno a la actividad, porque la intensidad del sismo del pasado 7 de septiembre fue tal que los generadores de energía eléctrica, que son del tamaño de una casa pequeña, tuvieron un desplazamiento lateral que afectó su funcionamiento.

Por lo anterior, Pemex implementó una estrategia de rehabilitación a fin de poner en funcionamiento la refinería lo antes posible. Entre las acciones implementadas se incluyó el traslado de dos nuevos turbogeneradores provenientes de Eslovenia que serán integrados al proceso de plantas, que ya comenzaron a operar.

El abasto de gasolinas ya se ha visto afectado en algunos puntos del país. La semana pasada, el presidente de Gasolineros  Unidos del Centro en Aguascalientes, Jesús López, informó que se ha registrado una irregularidad en el abastecimiento de combustibles en las estaciones de servicio.

Antecedentes
En julio de 2016, se dio a conocer que por primera vez México importaba 62  por ciento de las gasolinas que se consumen, cifra que ha ido en aumento en los últimos meses.

Ya hacen pruebas en Salina Cruz

OAXACA.— La refinería Antonio Dovalí Jaime de Petróleos Mexicanos (Pemex), en el puerto de Salina Cruz, reinició la fase de pruebas de arranque de la planta después de varias semanas de mantenimiento a sus instalaciones, comentaron vecinos de la localidad porteña del Istmo de Tehuantepec.

Los pobladores de Boca de Río, asentamiento colindante a las instalaciones de Pemex, están enterados de que las calderas y mecheros ya están prendidos, además de que esto se observa desde cualquier punto de la ciudad.

En su momento la empresa reconoció que los fenómenos hidrometeorológicos y los sismos de agosto y septiembre disminuyeron sustancialmente la capacidad de refinación, “por debajo de lo programado”; las contingencias por estos eventos originaron el paro de la producción.

En octubre, la refinería  oaxaqueña recibió dos turbogeneradores procedentes de la República de Eslovenia como planta de energía eléctrica para los equipos dinámicos existentes en las plantas de proceso de la refinería.

Compartir

Dejar respuesta