Más de 27 millones de personas sintieron el sismo del 19-S

0

Un total de 27 millones 483 mil 349 personas en cuatro entidades federativas, que representan 22.6% de la población del país, es decir, cerca de uno de cada cuatro habitantes, sintieron el sismo ocurrido el 19 de septiembre de este año.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) dio a conocer cifras preliminares acerca de la población impactada por dicho sismo, que en Ciudad de México, Morelos, Puebla y Estado de México se hizo sentir en 19 millones 839 mil 828 viviendas, 94.6% de ellas ubicadas en zonas urbanas y el restante 5.4% en zonas rurales.

Durante una reunión con medios de comunicación, el Inegi también reportó sobre la población que sintió el temblor del 7 de septiembre, que totalizó 10 millones 735 mil 814 personas ubicadas en cuatro entidades, que fueron Oaxaca, Chiapas, Tabasco y Veracruz, y que representan 8.8% de la población.

Este universo de personas se distribuyó en tres millones 183 mil 648 viviendas, 61.6% de las cuales se ubicaron en zonas urbanas y 38.4% en zonas rurales.

Por intensidad, los datos del Inegi destacaron que en el sismo del 19 de septiembre, 58.3% de los 27.4 millones de personas en los cuatro estados referidos lo sintió en una magnitud de 6.0 a 6.4, 34.7% del total en una magnitud entre 5.0 y 6.0 grados, y 7.1% lo experimentó en una magnitud mayor a 6.4.

Para el sismo del 7 de septiembre, de los 10.7 millones de personas que lo vivieron, 64.9% lo experimentó de 5.0 a 6.0, 23.4% de 6.0 a 6.4, y 11.7% en una magnitud superior a 6.4.

Carlos Guerrero, director general de Geografía y Medio Ambiente del Inegi, aclaró que las cifras referidas no corresponden a daños o pérdidas en vidas, viviendas o bienes materiales, sino “a la población que sintió los sismos y las viviendas que estuvieron expuestas a ellos, y que se reportan desde los Censos de Población y Vivienda, de la Encuesta Intercensal 2015 y de la información cartográfica del país”.

El directivo destacó en particular que en el sismo del 7 de septiembre, éste se sintió en 165 mil 820 localidades, de las cuales sólo 673 estuvieron ubicadas en zonas urbanas, es decir, 0.4% de dicho total.

“Esto les da ustedes una idea de la enorme dispersión de la población que existe en nuestro país, y en particular en las cuatro entidades afectadas que fueron Oaxaca, Chiapas, Tabasco y Veracruz. Llegar a 165 mil lugares no es una tarea menor, imaginen ustedes muchas de estas localidades quedaron inaccesibles, quizás caminos y veredas desaparecieron, o que colapsó algún puente”, resaltó.

Por lo anterior, Guerrero afirmó que “esto motiva a una reflexión de que este asunto no se resolverá en pocos días o meses, llevará años volver al estado original las zonas donde ocurrieron estos terremotos”.

El director general de Geografía y Medio Ambiente afirmó que es de esperarse que exista un éxodo de población de las zonas que fueron afectadas por los sismos, tal como sucedió en 1985, en el que mucha de la migración se registró hacia el Estado de México.

“Incluso el propio el Inegi migró su sede central a Aguascalientes, y el catalizador fue el sismo del 85”, añadió al afirmar que esta situación está avalada por estudios científicos y académicos.

Guerrero anticipó que las consecuencias de las migraciones a partir de los sismos de septiembre se vean reflejadas en los resultados del Censo Nacional de Población y Vivienda 2020. “Los sismos incluso harán que cambien los paradigmas del Instituto en el levantamiento de la información”, resaltó.

Con información de Excélsior

Compartir

Dejar respuesta